OMIC – Oficina Municipal de Información al Consumidor - Ayuntamiento de Toledo

La Oficina Municipal de Información al Consumidor, es un servicio de carácter público y gratuito, dependiente del Ayuntamiento de Toledo y gestionado desde el Área de Gobierno de Bienestar Social y Participación Ciudadana, en el ámbito de Consumo.

Este servicio se prestará únicamente a las personas empadronadas en la ciudad de Toledo.

Abierta desde 1.985, tiene como función principal la de informar y asesorar a los ciudadanos en materia de consumo, así como la capacidad para ejercer un servicio de mediación y tramitación de reclamaciones sobre este tema, cuando así sea requerido.

Al mismo tiempo, la Oficina tiene como objetivo la concienciación social en materia de consumo de los usuarios, profesionales y empresarios implicados en la actividad comercial de la zona, con el fin de incentivar y difundir tanto los derechos como las obligaciones de cada uno de los mencionados integrantes de este sistema.

Ubicada dentro del edificio consistorial en el Casco Histórico de Toledo, epicentro de la vida administrativa de la ciudad, es atendida por un equipo profesional y experimentado, en el que se integran:

Ana Isabel de la Fuente Medina Responsable
Rosario de Paz Jefe de Negociado
Amador Guzmán Rubio Jefe de Servicio de Bienestar Social
Noelia de la Cruz Chozas Concejala delegada de Obras y Servicios Públicos Medioambientales.

Dentro de la metodología de actuación de las OMIC, combinando la información y la mediación con su carácter consultivo y su capacidad para gestionar reclamaciones, juega un papel fundamental la orientación de los ciudadanos sobre los mecanismos de protección de sus derechos como consumidores, que regulados por la Constitución Española de 1978, establece que los poderes públicos deberán:

  • Garantizar la defensa de los consumidores y usuarios.
  • Proteger su seguridad, salud e intereses económicos.
  • Promover la información y la educación de consumidores y usuarios.
  • Fomentar las organizaciones de consumidores y usuarios.

Asimismo, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (B.O.E. núm. 287), establece como DERECHOS BÁSICOS DE LOS CONSUMIDORES:

  1. La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.
  2. La protección de sus legítimos intereses económicos y sociales; en particular, frente a la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos.
  3. La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.
  4. La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute.
  5. La audiencia en consulta, la participación en el procedimiento de elaboración de las disposiciones generales que les afectan directamente y la representación de sus intereses, a través de las asociaciones, agrupaciones, federaciones o confederaciones de consumidores y usuarios legalmente constituidas.
  6. La protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial ante situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión.

 

 

Publicaciones recientes