El Plan ASTRA comienza a funcionar el lunes con el objetivo de llegar a los 660.000 usuarios - Ayuntamiento de Toledo

Rafael Perezagua informó de que la puesta en marcha del Área Supramunicipal de Transporte de Toledo no supondrá ningún tipo de medida especial de tráfico en la ciudad, ya que el motivo de crear este Plan ASTRA es que los ciudadanos de los pueblos de alrededor que tengan que venir a Toledo opten por hacerlo en autobús y no en vehículo privado, y mejorar así el tráfico de la capital.

“Cuantos más vecinos de estos municipios cojan el transporte público significará una mejoría en las entradas a Toledo especialmente en hora punta” afirmó Perezagua, y añadió que “ojala lleguemos a los 660.000 usuarios que el estudio de demanda planteaba cuando se empezó a trabajar en el Plan ASTRA”.

Además recordó que en todas las ciudades donde se han puesto en marcha estas Áreas Supramunicipales de Transporte han funcionado bien ya que “si hay buenas frecuencias y se cumplen, la demanda tiene que aumentar”. El concejal de Tráfico reconoció que el Plan ASTRA tendrá durante los primeros días un periodo de adaptación por parte de los ciudadanos a las frecuencias y horarios de los autobuses, pero espera que “el esfuerzo que hemos hecho todos por conseguir este transporte se traduzca en un mayor uso y poco a poco el sistema sea eficaz y eficiente”.

Adjudicadas las diez nuevas licencias de taxi

También en materia de transporte público, la Junta de Gobierno Local aprobó ayer la adjudicación de las diez licencias de taxi licitadas hace unos meses. El listado provisional de los diez adjudicatarios se publicará en el tablón de anuncios del Ayuntamiento y en su página web. A partir de ahora se abre un periodo de quince días para presentar alegaciones y posteriormente los adjudicatarios tienen noventa días para presentar toda la información sobre los vehículos y el titular de la licencia.

El concejal de Tráfico afirmó que “con estas diez nuevas licencias nos situamos en un ratio muy moderado con respecto a otras ciudades”, ya que cada licencia de taxi en Toledo tiene un ratio de aproximadamente 980 habitantes, con lo que la capital regional se sitúa en la media nacional.

Además la adjudicación de estas nuevas licencias atiende una demanda del sector del taxi y de los ciudadanos de Toledo, ya que desde el año 1974 no se había creado ninguna licencia de taxi en la ciudad.

El canon para la obtención de estas licencias se ha establecido en 50.000 euros por criterios técnicos y socioeconómicos. Rafael Perezagua aseguró que el precio de estas licencias “son asequibles, por debajo del precio de mercado”, y ha explicado que los servicios económicos del Ayuntamiento realizaron un informe que establecía un tope máximo de 57.000 euros para estas licencias. El consistorio ha preferido no alcanzar este tope como ayuda a los nuevos taxistas, teniendo en cuenta la realidad económica actual.

Con estas diez nuevas licencias, que está previsto que se entreguen antes del verano, la flota de taxis de Toledo aumenta hasta los 84.

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO