El Gobierno municipal lamenta que el portavoz regional falte a la verdad y recuerda que la Junta aún debe a Toledo el IBI de 2011 y 2012 - Ayuntamiento de Toledo

El Gobierno municipal lamenta que el portavoz regional falte a la verdad y recuerda que la Junta aún debe a Toledo el IBI de 2011 y 2012


El actual Gobierno de Castilla-La Mancha tiene pendiente con la ciudad de Toledo y los toledanos más de 20 millones de euros de deudas aún no abonadas desde 2011, entre las cuales destacan al menos más de un millón y medio de euros de obligaciones tributarias que no satisface, una de ellas el IBI de sus propiedades.

Los servicios técnicos municipales de Hacienda del Ayuntamiento tienen todos los pagos del IBI de la Junta de Comunidades al corriente salvo las anualidades de 2011 y 2012, precisamente las dos que le corresponden pagar al actual Ejecutivo regional y que ascienden a una cantidad considerable para las arcas municipales de la ciudad de Toledo.

Entre dichos recibos pendientes se encuentran las dos últimas anualidades del IBI del edificio de la Consejería de Educación, por un importe total cercano a los 80.000 euros ambas, o las dos últimas también del inmueble de la Consejería de Fomento, que ascienden ambas a unos 51.000 euros.

Asimismo, otro de los distintos recibos del IBI pendientes de abonar por la Junta de Comunidades por ejemplo son los dos últimos años del edificio de la estación de autobuses por importe de unos 33.000 euros.

El IBI se abonaba correctamente hasta cuando Esteban era concejal

El Gobierno municipal quiere dejar claro que no hay ningún otro recibo pendiente de la Junta de Comunidades sobre el IBI y que el mismo se abonaba con absoluta normalidad año tras año, incluido el periodo 1995-1999, cuando el actual portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, desempeñaba en este Ayuntamiento la labor de concejal de Gobierno.

En dichos años y como edil de este Consistorio, el señor Esteban y todo el equipo de Gobierno del que formaba parte tenía que firmar las liquidaciones anuales entre las que se encontraba al corriente de pago los recibos de IBI por el suelo y propiedades del Gobierno regional de aquél entonces.