El Gobierno local aprueba la congelación generalizada de las Ordenanzas Fiscales y baja la apertura de negocios - Ayuntamiento de Toledo

El portavoz del equipo de Gobierno, José Pablo Sabrido, ha informado este lunes de la aprobación del Proyecto de Modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2019 que, con carácter general, no sufren ninguna alteración con respecto a los impuestos, tarifas y precios públicos actualmente en vigor, aplicándose una rebaja de entre un 20 y un 40 por ciento en la tasa por apertura de negocio y actualizando el recibo del agua conforme a los acuerdos adoptados en 2014. La zanja única sólo sube para empresas suministradoras.

El también concejal de Hacienda ha afirmado que las medidas adoptadas por el equipo de Gobierno, aplicando de manera general una “subida cero”, responden a que “esperamos compensar esta congelación de impuestos con el desarrollo económico sin poner en riesgo en ningún caso ni el presupuesto ni el déficit ni la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento”.

En este sentido, ha explicado que, de manera habitual, para la actualización de los impuestos, tasas y precios públicos se toma como referencia el IPC de agosto, que en este año ha sido del 2,2 por ciento. No obstante, dada la salud económica municipal “fruto de una gestión rigurosa, seria y prudente”, se ha optado, con carácter generar, por mantener las ordenanzas fiscales sin subida.

Entre el 20 y el 40%

Sabrido se ha referido, sin embargo, a la bajada que se va a aplicar en la tasa por apertura de negocio, cumpliendo con ello un compromiso de la alcaldesa, Milagros Tolón. Esta rebaja será del 20 por ciento para las actividades insalubres, molestas o peligrosas y del 40 por ciento para las actividades inocuas. Esta medida, acordada con el sector empresarial, “no tienen otro objetivo que fomentar la actividad económica en la ciudad”.

Con respecto al recibo del agua, como ya se acordó el pasado mes de agosto, se aplica una actualización de las tarifas conforme a un acuerdo municipal de 2014 para aplicar el reequilibrio económico-financiero por el incumplimiento de las previsiones de consumo previstas cuando se aprobó el contrato en el año 2006. Esto se traduce en que el recibo subirá una media bimensual de 38 céntimos para el 80 por ciento de los usuarios a partir de 2019.

Por tramos, como ya informó el equipo de Gobierno, la subida será de 33 céntimos para los consumos de entre 0 y 10 metros cúbicos de agua; 43 céntimos para consumos de 11 a 20 metros cúbicos; 77 céntimos para el tramo de 21 a 30 m3; 1,39 euros para el tramo 31-40 m3 y 3,92 euros para consumos superiores a los 41 metros cúbicos de agua. José Pablo Sabrido ha reiterado que el 81 por ciento de los abonados se encuentra en los dos primeros tramos, de tal forma que el aumento en el recibo para la mayoría de usuarios supondrá una media de 38 céntimos.

El concejal ha avanzado que el equipo de Gobierno está estudiando la adopción de medidas para hacer efectivo el reconocimiento al derecho universal por el agua, de tal forma que las personas más desfavorecidas no se vean privadas de suministro por falta de recursos económicos.

Zanja Única

También sufre variación la tasa de la Zanja Única, si bien su aumento no afecta a los ciudadanos a título individual y sí se aplica a las empresas suministradoras de servicios (telefonía, gas, electricidad etc.).

José Pablo Sabrido ha explicado que ahora se abre un periodo de diez días para que los grupos políticos realicen sus alegaciones y que el documento también se pondrá a disposición del Consejo de Asociaciones de Vecinos para que lo conozcan y puedan realizar sus aportaciones.

Audios José Pablo Sabrido:

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO