El Ayuntamiento muestra su compromiso con el medio ambiente y participa en el Proyecto Olmo de la Fundación Soliss y el Ministerio - Ayuntamiento de Toledo

La concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, ha participado este martes en una de las plantaciones del Proyecto Olmo que lidera la Fundación Soliss en Castilla-La Mancha. En este caso se ha plantado un olmo libre de grafiosis en la intersección de la avenida de la Reconquista con Coronel Baeza con la participación de un grupo de alumnos del Colegio Virgen del Carmen.

Noelia de la Cruz ha estado acompañada por el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, así como por Juan José Calvo, patrono de la fundación, y César Duro, director de la red de oficinas de Soliss.

Esta iniciativa es posible gracias al convenio firmado con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Fundación Soliss, mediante el cual se han plantado olmos resistentes a la grafiosis provenientes del Programa Español de Conservación y Mejora de los olmos ibéricos en lugares emblemáticos de decenas de pueblos y ciudades de Castilla-La Mancha, para conseguir que el olmo autóctono, como han explicado, siga siendo un símbolo de convivencia en las plazas y calles como lo es desde tiempo inmemorial, y bajo su sombra se sigan reuniendo niños y mayores.

La grafiosis se trata de una enfermedad introducida en Europa desde Asia durante la Primera Guerra Mundial. En el año 1921 se produjo una elevada mortandad de olmos en Holanda y ese mismo año se descubrió el hongo causante de la enfermedad. Desde entonces, la grafiosis del olmo se ha extendido.

En décadas posteriores prácticamente desapareció y no cobró importancia hasta los años setenta, en los que reapareció con una especial virulencia y provocó la muerte de miles de árboles en Europa y en América del Norte.

En la Península Ibérica el primer gran brote se produjo a principios de los años ochenta, y provocó la muerte de un gran número de olmos.

Según ha explicado el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, este proyecto nace también a partir de la decisión tomada por la mutualidad castellano-manchega, de reducir anualmente su consumo de papel en 250.000 folios, mediante el envío de documentación por medios digitales a sus mutualistas.

Noelia de la Cruz_Olmo Soliss_2

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO