El Ayuntamiento instala un nuevo sistema de medición para detectar los problemas de ruidos en la ciudad - Ayuntamiento de Toledo

El Ayuntamiento instala un nuevo sistema de medición para detectar los problemas de ruidos en la ciudad


Este nuevo modelo de gestión de ruidos ha sido adquirido por el Ayuntamiento con cargo al Plan E y permite identificar el origen de los ruidos molestos y qué los motiva. Funcionan las 24 horas del día los 365 días del año y se compone de un sonómetro ubicado en la calle que registra los sonidos, alimentación eléctrica y un sistema de comunicación 3G que transmite los registros a un servidor y este, a su vez, al laboratorio municipal donde, con un programa informático, se interpretan los datos obtenidos.

Javier Nicolás ha explicado que anteriormente el Ayuntamiento encargaba la medición de ruidos a una empresa, pero ese sistema, aunque registraba el nivel de contaminación, no permitía establecer la procedencia de los ruidos. Ahora, tras una inversión de 68.000 euros, se han instalados nuevos medidores en la plaza de Cuba (2), en la avenida de la Reconquista esquina con avenida de América y otra más en la plaza de San Vicente.

A esta medida se suma la próxima aprobación de la prórroga de la zona de protección acústica para Santa Teresa. El concejal ha aclarado que, a pesar de que en los últimos años se ha reducido la contaminación acústica en esta barriada, todavía se registran los niveles más altos de la ciudad. Por eso, el Ayuntamiento va a analizar ahora con más precisión los niveles “y la procedencia de los ruidos para poder establecer las medidas correctoras”.

Carlos Nogales, técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento, ha informado de que el nivel de decibelios permitido por la ordenanza llega a los 65 en la mañana y la tarde y en 55 por la noche. A pesar de que, por norma general, estas cotas se respetan en toda la ciudad, es en Santa Teresa donde es más habitual que se superen estos límites. Así, en la plaza de Cuba se llega hasta los 59 decibelios por la noche, mientras que en la avenida de la Reconquista se registran 67db por la mañana y 61 por la noche.

Con esta nueva herramienta, los servicios medioambientales detectarán el foco del ruido con mayor precisión. Si el problema estuviera en alguna actividad comercial o empresarial, se podría consensuar con sus responsables la adopción de medidas que redujeran los ruidos a lo establecido por las normativas.

Además, Javier Nicolás ha anunciado que en los bares de copas de Santa Teresa se va a sumar al limitador del equipo de música un router conectado con la Policía Local. De esta forma, se podrá conocer si el local cumple con el horario que tiene asignado.