El Ayuntamiento crea una comisión de emergencia para evaluar y reparar todos los daños registrados esta noche por las fuertes lluvias - Ayuntamiento de Toledo

Así lo anunció hoy el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Rafael Perezagua, en una primera valoración de los daños ocasionados por la tormenta caída anoche en la ciudad y tras visitar con el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y otros concejales del equipo de Gobierno del Consistorio toledano algunas de las zonas afectadas por las fuertes lluvias que obligaron a los bomberos a realizar más de 100 intervenciones.

Desde las tres de la madrugada de este sábado, el propio alcalde constituyó esta comisión con el fin de poner en alerta y en estado de emergencia a todos los servicios públicos municipales (limpieza, agua, alumbrado público), así como a la Policía Local y a los bomberos para atender de manera prioritaria los daños registrado en distintas infraestructuras de la ciudad.

En un primer balance, Perezagua explicó que la tormenta ha dejado sin suministro de agua a los barrios de Valparaíso, La Legua y Vistahermosa a consecuencia de un corrimiento de tierras que ha provocado la rotura de la red general de esta zona de la ciudad, a la altura de la carretera N-403 (Toledo –Avila).

Asimismo, el suministro de agua y de luz ha quedado interrumpido en la zona de la Olivilla y todo el entorno de la carretera de Navalpino tras la caída de varios metros de un muro y acera sobre una zona de un particular sin tener que lamentar nada más que daños materiales.

La carretera de la Ronda del Valle, desde el Puente Nuevo de Alcántara y hasta la ermita ha sido cerrada al tráfico como medida cautelar ante el desprendimiento varias rocas de gran volumen sobre la calzada, rompiendo la malla de seguridad instalada en la ladera para tratar de evitar precisamente este tipo de sucesos.

En la Avenida de Portugal se registró el desplome de uno de los muros de la Residencia de Ancianos de Santa Casilda, que ha afectado a la acera y a varios vehículos que han sufrido daños.

 

Los efectivos del Cuerpo de Bomberos de Toledo han trabajado asimismo desde las dos de la madrugada achicando agua en los bajos del Hospital Virgen de la Salud, ya que ésta entro en sus instalaciones afectando a varias dependencias del centro.

El concejal aseguró que han sido “muchísimas” las llamadas de vecinos alertando sobre pequeñas inundaciones y acumulación de lodos, piedras y ramas en diferentes zonas de la ciudad que dificultaban el tráfico y el acceso de los vecinos en sus viviendas.

Añadió que la Policía Local, que al igual que los bomberos han visto reforzada esta noche el número de sus efectivos, estuvo durante toda la madrugada en la calle indicando a los vecinos y al resto de ciudadanos por dónde transitar para evitar problemas con el agua.

“Lo más importante en estos momentos es ir recuperando la normalidad con un buen número de medios técnicos y humanos”, aseguró Perezagua, quien agradeció a todos los servicios públicos y a las empresas privadas que están colaborando en ello su trabajo.

Refuerzo de los servicios públicos

Por su parte, el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, explicó que además de los servicios municipales de limpieza habituales, se ha establecido un plan especial para aquellas zonas más afectadas por las lluvias, donde están trabajando máquinas retroexcavadoras para retirar lodos y escombros de la calle.

En un principio, las máquinas estuvieron trabajando en la zona de San Martín, la Olivilla, La Pozuela, el callejón del Ángel y el Camino de Albarreal, en la urbanización de Vistahermosa, que se establecieron como prioritarias por las dificultades para el tránsito de peatones y vehículos.

El servicio de limpieza, además, se ha reorganizado completamente con la incorporación de siete brigadas más de las habituales, compuestas de tres operarios y un camión de recogida cada una que, desde esta madrugada, comenzaron trabajando en algunas de las zonas más anegadas como la Avenida de Barber, la Avenida de Europa o la Calle Bruselas, entre otras.

González añadió que desde el Ayuntamiento se está tratando de restablecer el servicio de alumbrado público en algunas zonas de la ciudad que se ha interrumpido por los derrumbes, como en la zona de la Olivilla y Olivar de los Pozos, donde además se realizará una conexión de urgencia para poder disponer de suministro de agua.

El concejal de Gestión de los Servicios aseguró que “ha sido una noche y una mañana duras” y pidió paciencia a todos los afectados por la fuerte tormenta de anoche, “porque los servicios municipales están trabando con too rigor y lo más rápido posible”, tratando de normalizar “una situación excepcional”.

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO