El Gobierno local destaca el “éxito” del Campamento Urbano como medida para conciliar la vida laboral de las familias durante el verano - Ayuntamiento de Toledo

Facilitar la conciliación de la vida laboral de las familias durante las vacaciones escolares y ofrecer a los participantes una propuesta lúdica y didáctica es el objetivo del Campamento Urbano de Verano que un año más ha organizado el Ayuntamiento y que este martes, en el colegio Santa Teresa, ha visitado la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, que ha estado acompañada del concejal de Servicios Sociales, Javier Mateo, y de la concejala de Familia, María Teresa Puig.

Milagros Tolón ha asegurado que el Ayuntamiento “está volcado en los niños y niñas” y prueba de ello es el sello de Ciudad Amiga de la Infancia que le otorga Unicef gracias a las diferentes medidas que se desarrollan en Toledo, como el Campamento Urbano de Verano, que este año cumple su vigésima edición y que se lleva a cabo “pensando en los padres y en la conciliación familiar”.

Dentro de las políticas de Servicios Sociales, “es importante disponer de una serie de actividades donde los niños y las niñas puedan estar entretenidos en la misma ciudad mientras sus padres están trabajando” y, por eso, “hemos ido ampliando tanto el presupuesto como el número de plazas disponibles”, ha comentado la alcaldesa.

Milagros Tolón ha recordado que desde el inicio de la legislatura el presupuesto en materia social ha crecido un 40 por ciento “y vamos a seguir trabajando en esta dirección”, y ha agradecido a la empresa Ocio y Aventura la labor que están realizando en la organización y gestión de la presente edición del Campamento, “que está siendo un éxito”.

Más plazas

Por su parte, Javier Mateo, que ha recalcado que desde el inicio de la legislatura se ha ampliado un 15 por ciento el número de plazas, ha asegurado que en el Gobierno local “estamos especialmente satisfechos con una actividad que siempre ha tenido buena acogida entre los toledanos y las toledanas y que no sólo persigue que los niños se lo pasen bien, sino también que los padres y las madres puedan conciliar sus puestos de trabajo con el verano”.

“También procuramos que la actividad se adapte a todas las necesidades” con precios que van desde los 80 a los 5,50 euros en función de la renta familiar y del número de hermanos participantes, como ha explicado Mateo, quien ha precisado que también se reserva un cupo para familias vulnerables.

En la presente edición del Campamento Urbano de Verano participan 455 niños en las tres quincenas organizadas, dos de las cuales se han llevado a cabo en el colegio de Santa Teresa y la tercera, que comienza mañana y se prolongará hasta el día 14, en el colegio Ciudad de Aquisgrán de Santa Bárbara “por petición de los vecinos”, como ha afirmado el concejal.

Los participantes, aparte de disfrutar de diferentes actividades recreativas, reciben servicio de transporte, desayuno y comidas, lo que “en buena medida suple el cierre veraniego de los comedores escolares”, como ha precisado el responsable municipal de Servicios Sociales.

Audios Milagros Tolón:

Audios Javier Mateo:

Más imágenes:


DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO