El Plan de Recuperación de Muros de Mampostería interviene en el entorno de Santiago del Arrabal dando respuesta a demandas ciudadanas - Ayuntamiento de Toledo

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha conocido esta semana las intervenciones llevadas a cabo gracias al Plan de Recuperación de Muros de Mampostería del Casco Histórico a través del cual se están rehabilitando 38 muros en entornos patrimoniales con el objetivo de evitar su deterioro. Una iniciativa enmarcada en el programa de empleo Garantía+55 puesto en marcha por el Ayuntamiento.

Milagros Tolón ha visitado a pie de obra la intervención realizada en el entorno de la Iglesia de Santiago del Arrabal, donde se ha llevado a cabo la reparación de dos muros en las inmediaciones de la parada de autobuses y el ábside de este monumento, seña de identidad del barrio de la Antequeruela y las Covachuelas junto a la Puerta de Bisagra.

Junto a la alcaldesa, la concejala de Empleo, Inés Sandoval, y el director de programas de empleo del Ayuntamiento, Juan Carlos Fernández-Layos, se han interesado por el avance de esta recuperación en la que interviene una cuadrilla del programa de empleo Garantía+55 que se dedicará de manera exclusiva a esta labor durante los próximos meses.

La reparación y el mantenimiento de estos muros, y por tanto, del patrimonio toledano, es posible gracias a este primer Plan con el que además de atender las demandas de la ciudadanía, el equipo de Gobierno de Milagros Tolón demuestra su eficacia y eficiencia a la hora de planificar los programas de empleo para mejorar los servicios que reciben los toledanos y las toledanas.

Con el Plan de Recuperación de Muros de Mampostería se va a actuar en cinco áreas del barrio antiguo y en un total de 38 elementos que se encuentran en entornos de alto valor patrimonial e histórico. Estas zonas son, junto a Santiago del Arrabal, el Cristo de la Luz, Gerardo Lobo, Cristo de la Parra y la plaza de San Vicente.

Recuperar el original y eliminar humedades

Entre los fines de este Plan, como han indicado desde la dirección de los programas de empleo del Ayuntamiento, destacan la recuperación de la mayor parte del material original, mientras que se repondrá el material perdido, en su mayoría morteros y ladrillos, y se eliminarán las humedades. Para ello, se reconducirá el agua de lluvia tratando las coronarias de los muros para evitar filtraciones.

En definitiva, el objetivo final de estas actuaciones es la recuperación integral de los muros homogeneizando su tratamiento y actuación para que presenten una imagen que regularice y potencie la singularidad del Casco Histórico.

El programa Garantía+55 cuenta desde el pasado mes de marzo con 25 personas mayores de 55 años que han comenzado a trabajar en el Ayuntamiento gracias a este programa puesto en marcha con la colaboración del Gobierno regional.

Milagros Tolón_mampostería 2

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO