El Ayuntamiento aprueba inicialmente la ordenanza que regula la apertura, coordinación y acabado de las zanjas - Ayuntamiento de Toledo

Acompañado del portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua, Javier Nicolás ha explicado que la ordenanza que presenta el Gobierno local “es simple” y busca “homogeneizar la apertura y cierre de zanjas, coordinar a las compañías de servicios (luz, agua, teléfono, electricidad) y regular el tiempo y el espacio de la zanja”.

Para ello, se establece un mecanismo que se inicia con la solicitud de licencia al Ayuntamiento por parte de la compañía suministradora. Posteriormente, se abre un plazo de tres meses para concertar con el resto de compañías el aprovechamiento de esta zanja, cuya obra correrá a cargo de la empresa que determine el Consistorio (adjudicataria del servicio mediante un proceso de libre concurrencia). Finalmente, se instalarán las canalizaciones necesarias y la citada empresa cerrará la zanja y restituirá el pavimento a su estado original.

De esta forma, se determina que la reposición del firme se realice con criterios de uniformidad y con un revestimiento acorde con el entorno; de la misma manera, se garantiza que la vía donde se ha intervenido no será sometida a una nueva actuación en un plazo que actualmente se ha fijado en dos años.

Información pública

A la aprobación inicial de la ordenanza le seguirá, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, un periodo de información pública de 30 días para que los ciudadanos conozcan el documento y realicen las alegaciones que consideren oportunas. Luego se aprobará de manera definitiva en el Pleno y se abrirá un concurso público que finalizará con la adjudicación del servicio de apertura y cierre de zanjas a una única empresa.

Javier Nicolás ha informado de que la ordenanza “alternativa” que presentó el PP estaba incompleta y planteaba además no una sino 14 empresas para actuar en el pavimento que debían ser homologadas por el Ayuntamiento. Además, ha afirmado que en ningún caso esta nueva ordenanza supondrá una tasa para los ciudadanos, ya que será la compañía de servicios la que, conforme a un baremo en función de los metros lineales, deberá abonar la tarifa correspondiente a la empresa adjudicataria de la apertura de zanjas.

En este sentido, el portavoz del Gobierno local, Rafael Perezagua, ha retado a los concejales del PP a que identifiquen en qué parte del texto de la ordenanza “se recoge la tasa que ellos denuncian”.
 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO