Casi 60.000 personas utilizaron el transporte público de Toledo durante la Semana Santa - Ayuntamiento de Toledo

El Jueves Santo se registraron 12.699 viajeros (un 1,25 por ciento más que en 2009), el Viernes Santo 12.304 (+1,10%), el Sábado Santo 25.038 viajeros (+1,32%) y el Domingo de Resurrección 7.988 (+1,24%). Con estos datos, el concejal quiere agradecer a los toledanos el “uso masivo” que han hecho del transporte urbano, respondiendo así al dispositivo puesto en marcha por el Ayuntamiento para procurar el disfrute de la Semana Santa a toledanos y turistas en las mejores condiciones posibles.

Aparcamientos

A estas cifras se suma una ocupación muy importante en los aparcamientos públicos situados en el entorno y en el interior del Casco Histórico. Durante la jornada del jueves, el parking de Recaredo registró una ocupación del 50 por ciento; el Corralillo de San Miguel, 70 por ciento; Miradero, 75 por ciento; el aparcamiento disuasorio de Safont estuvo ocupado al 60 por ciento de su capacidad; mientras que el del centro de Recepción de  Turistas “Toletum” estuvo completo (este último repitió pleno también el viernes y el sábado).

El Viernes Santo la ocupación de los aparcamientos fue el cien por cien en todos ellos y, por último, el Sábado Santo el porcentaje de ocupación fue el siguiente: Recaredo 85%, Corralillo 80%, Miradero 50% y Safont 80%.

Número de vehículos

La gran afluencia de público que ha recibido la ciudad también se constata en el número de vehículos que han circulado por sus calles, principalmente en los accesos tradicionales al recinto amurallado. Según estos datos, entre la glorieta de Alfonso VI y la puerta de Bisagra pasaron el jueves más de 1.000 vehículos entre las 20.15 y las 21.45. Ese mismo día, por la avenida de Madrid entraron 1.400 vehículos entre las 12 y las 14.15 horas; mientras que por la avenida de la Cava accedieron a la ciudad unos 1.100 vehículos entre las 20.15 y las 21.45. Estos picos se repitieron durante la jornada del viernes y también a mediodía del sábado.

El concejal de Movilidad ha manifestado que estos datos demuestran que la ciudad de Toledo está preparada para asumir una media de 30.000 visitantes que deseen acceder al Casco Histórico.

La gestión del tráfico y la movilidad durante la Semana Santa responde a un dispositivo especial puesto en marcha por la Policía Local que comenzó el 26 de marzo y terminó el 4 de abril. En él se detallaba de manera exhaustiva los servicios que los agentes debían llevar a cabo y los objetivos prioritarios con motivo de las procesiones, sin olvidar los cometidos ordinarios de vigilancia y control del tráfico en toda la ciudad.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO