Un nuevo acuerdo institucional pone fecha e inversiones para acabar con el problema de los malos olores del vertedero provincial de Toledo - Ayuntamiento de Toledo

El protocolo firmado hoy contempla la construcción de un vertedero y una planta de compostaje nuevas, con los mejores sistemas tecnológicos para reciclar y evitar la producción de malos olores, unas instalaciones que podrían estar en funcionamiento en el primer tirmestre de 2012 e incluso adelantarse a finales del año anterior, momento en e cual se procederá a sellar el actual vertedero.

La nueva instalación estará ubicada en una parcela de 107 hectáreas de la finca del Aceituno, donde se tratarán, en unas plantas de tratamiento cerradas los residuos procedentes de un total de 198 municipios de la provincia de Toledo.

El protocolo firmado hoy entre el Ayuntamiento, la Junta de Comunidades y la Diputacion de Toledo pone de esta manera fecha e inversiones concretas para dar una solución definitiva al problema de los malos olores que desde hace muchos años afecta a miles de vecinos de la capital regional en el entorno de las urbanizaciones de la zona norte de la ciudad.

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, manifestó por ello su "enorme satisfacción" por una solución que estos vecinos "se merecían desde hace tiempo", así como por demostrar una vez más que con la colaboración entre administraciones, una vez más, se consiguen muchas cosas buenas para la capital castellano-manchega.

“Teníamos un problema y lo hemos solucionado” dijo por su parte el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, al tiempo que valoró la eficacia de la actuación en el alto grado de acuerdo y colaboración existente entre la Administración autonómica, provincial y local.

“Los ciudadanos tienen derecho a tener servicios adecuados a la altura del siglo XXI y hay gestos cotidianos que deben solucionarse con conciencia cívica”, dijo el jefe del Ejecutivo al tiempo que reconoció que un problema objetivo como es la generación de basuras tenga solución desde la Administración con una notable inversión tal y como ha ocurrido con el vertedero y desde la sociedad con sus actuaciones.

El presidente de la Diputación de Toledo, y del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos, José Manuel Tofiño, agradeció la implicación del Gobierno de Castilla-La Mancha en esta actuación que conlleva el sellado y traslado del actual vertedero, mejorando la calidad ambiental de muchos vecinos de Toledo.

Esta actuación se enmarca en el II Plan de Residuos Urbanos de Castilla-La Mancha que tiene como finalidad: invertir en educación ambiental para reducir los residuos sin renunciar al crecimiento económico; apoyar a los municipios en la gestión de los residuos y consolidar el desarrollo sostenible.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO