Toledo amplia su oferta de aparcamientos en 468 plazas con el nuevo parking subterráneo “Ciudad de Nara” - Ayuntamiento de Toledo

García-Page, en compañía del Luis Delso, presidente de la empresa Isolux-Corsán, encargada de este proyecto, inauguró hoy oficialmente este aparcamiento, ubicado en una zona neurálgica en la confluencia de los barrios de Buenavista y Palomarejos, que verán aliviadas en buena medida sus necesidades de aparcamiento.

Este proyecto se inició en la primavera de 2006 y ha contado con una inversión de unos ocho millones de euros, El nuevo aparcamiento está distribuido en cuatro plantas, dispone de nuevos y sofisticados sistemas de seguridad, así como de reconocimiento de matrículas.

En la superficie del mismo se ha creado un amplio espacio público para los ciudadanos con una gran fuente decorativa que apenas consume agua y para mejorar su accesibilidad se creó un tercer carril en la calzada para evitar el cuello de botella para el tráfico que podría suponer su puesta en funcionamiento con el vial antiguo.

El alcalde de Toledo felicitó a la empresa Isolux-Corsán el resultado de la obra desarrollada y agradeció públicamente su disponibilidad y su esfuerzo para cambiar el proyecto inicial de este aparcamiento, con el fin de mejorar su accesibilidad y economizar sus tarifas.

García-Page explicó que tras una negociación entre el Ayuntamiento y la empresa constructora se ha conseguido reducir los precios de uso del mismo para los residentes y trabajadores del Centro Comercial Buenavista, quienes podrán utilizar el mismo con abonos mensuales de 51 y 35 euros, respectivamente.

Un espacio digno y sofisticado

El presidente de Isolux Corsán, Luis Delso, destacó la importancia que este nuevo aparcamiento tendrá en las posibilidades de aparcamiento para los ciudadanos y de manera especial entre los vecinos de Palomarejos y Buenavista, al tiempo que definió esta infraestructura como “un espacio digno y sofisticado”.

El objetivo principal de este proyecto, además de dotar de nuevas plazas de aparcamiento a la ciudad, era recuperar toda la superficie del antiguo aparcamiento, creando un espacio libre de vehículos en su parte superior para los ciudadanos, con una gran terraza y una gran fuente, según detalló el arquitecto de la obra, Javier García Alba.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO