Nicolás anuncia que la zona industrial podría generar más de 1.000 puestos de trabajo - Ayuntamiento de Toledo

Nicolás considera que el anuncio de ayer es “el pistoletazo de salida al polígono industrial” y ofreció importancia al  hecho de que además de generarse puestos de trabajo también se reactivará el sector inmobiliario puesto que “la gente vivirá aquí, demandaría vivienda y todo este sector podría empezar en unos años a salir del pozo en el que hoy se encuentra metido”.

Javier Nicolás comentó que el polígono “lleva muchos años sin tener un solo metro cuadrado de suelo industrial”  y que no ha tenido inversión.

Ante este asunto, se mostró satisfecho de que el Plan Director encargado a la Cámara de Comercio y a Fedeto, fuese en la misma línea que lo planteado por el equipo de gobierno en relación a la delimitación de tres fases de actuación en el polígono industrial.

Nicolás afirmó que hay muchas empresas interesadas en instalarse en la capital regional y atribuyó este interés al el enclave geográfico de Toledo, la confluencia de muchas autopistas y la posibilidad de establecer transporte de mercancías a través de la red ferroviaria.

En este sentido, aseguró que las empresas logísticas interesadas demandan superficies de entre 70.000 y 100.000 metros cuadrados y que la urbanización del polígono industrial será “sencilla”.

Javier Nicolás anunció que, si los trámites administrativos continúan con el mismo ritmo planteado hasta el momento, el Ayuntamiento finalizaría el PAU a finales del mes de marzo para que “las máquinas estuvieran trabajando a principios del año que viene”.

Nicolás no ofreció una cuantía determinada para el precio del metro de suelo pero se mostró confiado de que estará por debajo del establecido en Albacete y calificó el suelo industrial de Toledo como “bastante más competitivo, envidiable”.

El concejal aseguró que, de manera paralela a la puesta en marcha del suelo industrial, el gobierno municipal ha ejecutado mejoras en la zona como la limpieza del pinar, el asfaltado y la adecuación de la calle Río Marchés así como la creación del punto limpio que ha costado más de 300.000 euros a las arcas municipales. 

Nicolás también comentó que el Ayuntamiento continúa elaborando un estudio para conocer el carácter de prioridad de las actuaciones porque “la idea es tener inversión pausada pero durante bastante tiempo”.

 

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO