Milagros Tolón invita a descubrir los nuevos restos arqueológicos del conjunto romano termal público de la plaza Amador de los Ríos - Ayuntamiento de Toledo

La alcaldesa de Toledo y presidenta del Consorcio, Milagros Tolón, ha visitado este jueves los nuevos hallazgos romanos y medievales, así como la puesta en valor, del conjunto termal público de la plaza Amador de los Ríos. Ha estado acompañada por el gerente de la institución promotora, Manuel Santolaya; así como por el arqueólogo que ha dirigido las excavaciones, Carmelo Fernández, y por el arquitecto responsable del proyecto, José Ramón González de la Cal, entre otros.

Como ha avanzado Milagros Tolón, este nuevo espacio se podrá visitar todos los jueves por la tarde al incluirse en las rutas ‘Patrimonio Desconocido’ que coordina el Consorcio a través del Centro de Gestión de Recursos Culturales ‘Termas Romanas’ ubicado en la misma plaza Amador de los Ríos, y este sábado de manera excepcional en el marco de las XIV Jornadas Patrimonio Desconocido en horario de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas.

Asimismo, la alcaldesa y presidenta del Consorcio de la Ciudad de Toledo, ha destacado la labor que realiza esta institución tanto en la rehabilitación de inmuebles en el Casco Histórico, como en la puesta en valor y musealización de espacios como el conjunto termal público de la plaza Amador de los Ríos, que ha contado con un presupuesto de más de 380.000 euros y un plazo de ejecución de 19 meses.

“Estamos de enhorabuena, no sólo se ha rehabilitado el edificio, como son las fachadas, sino que desde el punto de vista arqueológico y patrimonial ponemos en valor un espacio arqueológico que sumamos al Toledo romano”, ha indicado Milagros Tolón, para añadir que los nuevos hallazgos ubicados en el gran conjunto termal público de la plaza Amador de los Ríos, a ocho metros de profundidad bajo el nivel del suelo, quedan abiertos al público “para que los toledanos y las toledanas, y todos aquellos que nos visitan, puedan disfrutar de ellos”.

De otro lado, la alcaldesa ha manifestado que el Consorcio es un instrumento importante para la capital regional “donde todas las administraciones estamos trabajando en conjunto” con el objetivo de recuperar, restaurar y rehabilitar patrimonio inmueble y monumental de la ciudad.

Prueba de ello, como ha apuntado Milagros Tolón, es el proyecto de rehabilitación de dos inmuebles en las calles Buzones y Merced, que conlleva la renovación de ambas vías públicas con la inclusión de la zanja única y la mejora del pavimento; entre otros proyectos y actuaciones, como el acondicionamiento y puesta a punto de la Torre del Hierro en el barrio de La Cornisa, junto al río Tajo, un espacio cedido por este Ayuntamiento a la asociación de vecinos como sede.

Una galería de 24 metros de longitud

Gracias a este proyecto se ha llevado a cabo la restauración de los sótanos romano y medieval, acondicionando el acceso al complejo arqueológico por la plaza Amador de los Ríos. Los trabajos arqueológicos, tanto romanos como medievales, tal y como ha apuntado Carmelo Fernández, han consistido en el desescombro, limpieza, saneo y acondicionamiento, así como en la consolidación y puesta en valor de los sótanos.

Para ello, una vez resuelta la excavación arqueológica, y bajo la dirección de José Ramón González de la Cal, se han construido forjados de vidrio para realizar los recorridos sobre los restos arqueológicos, siempre, bajo las premisas de la protección, la conservación y la visibilidad. Con la iluminación adecuada, incluso, con efectos sonoros durante la visita.

La obra realizada, sobre una superficie de más de 170 metros cuadrados, ha permitido hacer visitable una galería de 24 metros de longitud que daba servicio a tres salas calefactadas del conjunto termal público que se encuentra a ocho metros de profundidad bajo el actual nivel del suelo.

La complejidad de trabajar en el subsuelo, bajo la calzada y las cimentaciones de edificaciones habitadas, se ha solventado, como ha señalado José Ramón González de la Cal, recuperando técnicas tradicionales de entibación y apeo con estructuras reversibles de madera, no invasivas, que en un futuro permitirán continuar la recuperación del complejo termal que se extiende por la plaza Amador de los Ríos y el Oratorio de San Felipe Neri, ocupando una superficie de 2.300 metros cuadrados.

Más imágenes

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO