La Residencia de Mayores de Azucaica supondrá una “discriminación positiva” hacia el barrio - Ayuntamiento de Toledo

García-Page aseguró que los avances conseguidos en la ciudad en los últimos tres años en cuanto a infraestructuras sociales se refiere han sido fundamentales y se deben a que “la política en este sentido es prioritaria”. De esta manera, ejemplarizó  “el giro de 180 grados experimentado en la ciudad en políticas sociales” en los proyectos ejecutados o en proceso de ejecución (Escuelas Infantiles, Centros de Salud, etc).

En relación al diseño urbanístico de la Residencia de Mayores, el alcalde se mostró muy satisfecho porque demuestra “calidad y calidez”. Manifestó que se ha apostado por la calidad en lugar de a minimizar los costes porque “está acorde con el planteamiento de la calidad buscada”. “Las personas mayores tienen que entender que son el ojo derecho de este gobierno “, subrayó.

El alcalde se sintió orgulloso de las acciones del Gobierno de Castilla La Mancha en relación a las políticas sociales diciendo que “vamos por delante de la media española en protección social, antes y después de la crisis”.

En relación al barrio donde se levantará el edificio, Azucaica, el alcalde comentó que se está  haciendo una “apuesta sectaria, una discriminación positiva en favor de un barrio que siempre ha tenido discriminación negativa”. En este sentido, aseguró que en este lugar se irán abriendo negocios, acudirán empresas y comercios “porque será un barrio de altísima dimensión”.

El nuevo centro residencial para personas mayores tendrá 160 plazas para personas mayores dependientes, así como un centro de estancias diurnas para 40 usuarios.

Esta residencia se integrará en la red regional de plazas residenciales para personas mayores, y en ella se invertirán más de 11,4 millones de euros por parte de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, de los cuales 9,7 millones se destinarán a la construcción del edificio, cantidad a la que habrá que sumar más de 1,2 millones para el equipamiento y los 450.000 euros destinados a la redacción del proyecto y la dirección de obra.

Este nuevo edificio dispondrá de 120 habitaciones individuales con baño, con el fin de ofrecer a los residentes la máxima intimidad posible, así como otras 20 dobles, destinadas a matrimonios o las personas que quieran compartir su estancia en el centro. 
Además, la residencia contará con todos los servicios y espacios destinados al cuidado y mejora de las personas mayores, además de la atención de profesionales médicos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, ATS y auxiliares de clínica.

La parcela  tiene una superficie de  una hectárea y en ella se incluirán tanto la residencia  como el centro de estancias diurnas, así como el ajardinamiento exterior.

Esta futura residencia para personas mayores, la cuarta de  carácter público con la que contará la capital regional, dispondrá  de una altura de dos plantas y tendrá una superficie construida de  12.000 metros cuadrados. Las obras serán ejecutadas por “Corporación Geriátrica toledana ENOC”.

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO