La remodelación de la plaza de Barrio Rey, con un presupuesto de 477.465 euros, eliminará las barreras arquitectónicas - Ayuntamiento de Toledo

Esta actuación, ha explicado el alcalde, forma parte de la estrategia de conservación y protección del Casco Histórico, que no sólo se centra en la rehabilitación de las viviendas y en la puesta en valor de los monumentos, sino también en la recuperación del entorno urbano y de espacios públicos.

Emiliano García-Page ha señalado que este proyecto actúa sobre una zona de mucho tránsito peatonal al encontrarse en las inmediaciones de Zocodover y del Alcázar “y de mucha importancia en la imagen comercial” y turística de la ciudad. De ahí que se haya planteado esta intervención para lavar la cara a un espacio muy degradado.

El alcalde ha indicado que también se van a atender las necesidades de accesibilidad con una solución para los diferentes niveles de Barrio Rey, que presenta escalones en todas sus entradas. Además de estas cuestiones, se va a cuidar el mobiliario urbano y el aspecto paisajístico con soluciones diferentes para los parasoles comerciales que estén consensuadas con los vecinos.

En este sentido, el gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, ha precisado que se va instalar un toldo traslúcido con ornamentos vegetales para cubrir la plaza de manera que no se produzca el impacto actual, se aprecie una continuidad con la intervención que se va realizar en el suelo y en las fachadas y concilie las necesidades de los comercios y las comodidades de los residentes.

Manuel Santolaya ha recalcado las dificultades que presenta la intervención dadas las malas condiciones en que se encuentran algunos edificios, los problemas de accesibilidad y la necesidad de renovar las infraestructuras para los suministros (tuberías, desagües, electricidad, iluminación, gas, fibra óptica etc.). También ha manifestado que se va a instalar un pavimento cómodo de granito y que se eliminarán las barreras arquitectónicas.

En definitiva, en el espacio público objeto de esta intervención se procederá a una renovación completa de pavimentos, instalaciones subterráneas y mobiliario urbano. En relación a los inmuebles se plantean varios niveles de intervención en función del estado actual de los mismos, sus características y la nueva imagen que se quiere presentar de este espacio enmarcado entre la plaza de Zocodover, el Alcázar y la plaza de la Magdalena. El proyecto ha sido redactado por la arquitecta Nuria Arribas Mayo y se espera que las obras comiencen a mediados del año que viene.

La actuación se engloba en la política de remodelación urbana emprendida por el Ayuntamiento y el Consorcio que ya se ha llevado a cabo en espacios como el Corralillo de San Miguel, y que continuará con la creación de un espacio público en la calle Reyes Católicos. Además, está en estudio la remodelación de la calle de la Sierpe y de la calle Tornerías.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO