La población de Yemen lucha por sobrevivir a tres años de los primeros ataques aéreos saudíes - Ayuntamiento de Toledo

La población de Yemen sufre cada vez más dificultades para acceder a lo más esencial para su supervivencia como el agua y la comida cuando se cumplen tres años desde que la coalición encabezada por Arabia Saudita realizara su primer ataque aéreo contra el país en su guerra contra los hutíes, ha advertido hoy Oxfam (Oxfam Intermón en España).

En tres años de conflicto, más de tres millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares, más de 5.500 civiles han perdido la vida y 2.000 más han muerto de cólera en un país donde la mitad de las instalaciones de salud ya no funcionan debido al conflicto.

La ONG añade que el cierre de puertos marítimos y aéreos ha obstaculizado los esfuerzos para obtener alimentos, agua, combustible y medicamentos de todos aquellos que los necesitan.

Situación desesperada

Desde que comenzó la guerra el precio de la comida se ha disparado. El del arroz aumentó un 131 por ciento, los frijoles cuestan un 92 por ciento más, el aceite vegetal un 86 por ciento más y la harina para hacer pan un 54 por ciento más. Durante el mismo período, el número de personas que pasan hambre ha aumentado en un 68 por ciento para llegar a casi 18 millones de personas.

Los equipos de Oxfam Intermón en Yemen han hablado con familias que viven en áreas remotas de la gobernación de Amran, en el noroeste del país, quiénes les han contado que sólo pueden pagar media bolsa de trigo al mes y que tienen que caminar tres kilómetros dos o tres veces al día para buscar agua no tratada en un pozo.

Armas sin control

“El país se encuentra al borde de la hambruna. Las familias se enfrentan a una lucha diaria solo para hacerse con productos básicos como la comida y el agua”, ha dicho José María Vera, Director de Oxfam Intermón

“Tres años de guerra es más que suficiente. Se han arrojado demasiadas bombas y se han disparado demasiados proyectiles, muchas personas pasan hambre y se han perdido muchas vidas.

“Nos preocupa que el Gobierno español permita la venta de armas a Arabia Saudí que pueden contribuir a cometer graves violaciones de derechos humanos en Yemen; en vez de destinar más fondos para ayudar a las víctimas de esta crisis humanitaria”, ha añadido.

Según datos oficiales, entre 2015 y junio de 2017, España autorizó 202 licencias de exportación de armas a Arabia Saudí, Bahréin, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Kuwait, Marruecos y Qatar, miembros de la coalición encabezada por Arabia Saudí que bombardea Yemen desde marzo de 2015. La cifra de exportaciones de armas a la coalición saudí es casi mil veces mayor que la destinada a ayuda humanitaria a Yemen desde el inicio del conflicto, que ascendía a 1,3 millones de euros hasta diciembre de 2017.

A pesar de las conversaciones de paz en 2016, parece que las partes en el conflicto han seguido aplicando una estrategia militar. El nombramiento el mes pasado de Martin Griffiths como nuevo enviado de la ONU a Yemen y el reciente Consejo de Seguridad de la ONU llama a avanzar hacia un cese del fuego, una oportunidad para que la comunidad internacional revitalice los esfuerzos para lograr la paz.

mujer yemen

Las condiciones para acceder a agua potable en Yemen son muy difíciles. Aisha, una mujer del pueblo yemení de Al Dhafer tiene que caminar unas dos horas para conseguir agua. El pueblo está en la cima de una montaña y tiene que subir cargando un bidón de 20 litros de agua.

Oxfam en Yemen

Con 22 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria en todo el país, la de Yemen ya es la peor crisis humanitaria del mundo y el sitio del mayor brote de cólera desde que comenzaron los registros, con más de un millón de casos sospechosos.

Oxfam está trabajando en Amran y otras ocho gobernaciones, proporcionando agua y dinero en efectivo para que la gente compre alimentos y ha apoyado a más de 2,8 millones de personas desde julio de 2015.

Fuente: https://www.oxfamintermon.org

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO