García-Page afronta 2012 con el compromiso de impulsar los proyectos estratégicos que generen riqueza y empleo en la ciudad - Ayuntamiento de Toledo

Lejos de asumir que la crisis es sinónimo de parálisis y de la actitud de otras administraciones de “esperar a que escampe”, el acalde de Toledo ha asegurado que la ciudad no va a renunciar a los proyectos estratégicos que tienen como objetivo la dinamización de la economía y la creación de puestos de trabajo con la llegada de nuevas empresas para demostrar “que somos un gobierno con iniciativa y con compromiso”.

Dinamización económica

Continuando con la labor emprendida la legislatura pasada en los objetivos de generación de riqueza, vertebración de la ciudad y lucha contra el paro, Emiliano García-Page ha anunciado que ya ha remitido a la Junta de Comunidades el plan especial que permitirá la implantación de El Corte Inglés en Santa Teresa. El alcalde espera que sea una realidad en términos jurídicos y urbanísticos en 2012 y ha asegurado que no existe ningún impedimento para su llegada.

Del mismo modo, ha señalado que la Administración autonómica ha expresado su disposición para desbloquear el PP-11, la parcela de suelo industrial que permitirá la acogida de empresas como Coca-Cola. Además, García-Page ha adelantado que en el actual Polígono industrial se producirán ampliaciones y reconversiones de empresas ya instaladas que ayudarán también a la dinamización económica.

“Si no se bloquean estos proyectos estratégicos para la ciudad, 2012 será un año en que Toledo podrá despuntar como generadora de empleo y de riqueza”, ha dicho Emiliano García-Page, quien ha insistido en que el próximo ejercicio la ciudad mantendrá el nivel de transformación que ha tenido en la pasada legislatura.

A la espera de concreciones

En cuanto a los presupuestos del año que viene, ha explicado que estarán supeditados a las decisiones que se tomen en el ámbito estatal y regional. “Espero las coordenadas y las concreciones para la elaboración de un presupuesto que será una garantía para que no se deteriore en nada la gestión pública en Toledo y no se ralenticen los proyectos estratégicos”, ha dicho el alcalde, quien ha añadido que va actuar con responsabilidad hacia los futuros gestores del Ayuntamiento tomando decisiones “que supondrán algún que otro dolor de cabeza”.

El Consistorio va a “digerir” las medidas y los recortes que adopten otras administraciones, sin bien va a mantener tres premisas esenciales que son, como ha dicho García-Page, la delimitación de las competencias, favorecer al toledano en el pago de los servicios y realizar un esfuerzo en sostener los servicios sociales más prioritarios.

En cuanto a la delimitación de las competencias, García-Page ha exigido que se determinen de manera clara dónde empieza y dónde acaban las responsabilidades de cada administración porque, según ha explicado de manera gráfica, “los cascotes el desmantelamiento de los servicios de una administración terminan cayendo sobre el Ayuntamiento”.

En este sentido, ha pedido al Estado que acometa tal limitación competencial porque, de no hacerlo, “lo haremos nosotros, y no vamos a asumir las competencias que no son nuestras, porque es injusto que los bolsillos de los toledanos soporten el desmoronamiento de otras administraciones”.

García-Page ha adelantado que su Gobierno mantendrá la postura adoptada en el último año de que el toledano no soporte todo el gasto que supone la prestación de servicios públicos que finalmente reciben personas no empadronadas en la ciudad. Por eso, ha anunciado que se tomarán medidas similares a las adoptadas con el precio del autobús o los aparcamientos disuasorios.

Servicios prioritarios

Sobre los Servicios Sociales, ha señalado que, a pesar de los recortes anunciados por la Junta de Gobierno, el Ayuntamiento va a salvar el grueso de los programas hasta ahora concertados con esa administración, incluido los referentes a Igualdad y atención a la mujer, que el alcalde considera prioritarios.

También ha anunciado que se adoptarán medidas que afectarán a los ingresos y a los gastos del Ayuntamiento y ha asegurado que es necesario abordar cambios en la organización de la función pública, algo que se acometerá tras dialogar con los sindicatos, agotando todas las posibilidades antes de tomar decisiones que afecten a la plantilla de manera traumática.

Por último, ha manifestado que a finales de 2012 el Ayuntamiento presentará unas finanzas equilibradas sin que se haya resentido la prestación de los servicios al ciudadano, y ha indicado que se estudiarán cambios en las firmas concesionarias de algunos servicios “porque no queremos empresas inviables”.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO