Finalizadas las obras de renovación del callejón de San Pedro con la colaboración de vecinos y administración - Ayuntamiento de Toledo

El alcalde se mostró muy orgulloso no solo del buen resultado de las obras ejecutadas por el Consorcio de Toledo sino también del modelo por el cual se han hecho y que ha consistido en una estrecha colaboración entre el Ayuntamiento y los vecinos para lograr una calle “a gusto del consumidor”.

El callejón de San Pedro es uno de los adarves más importantes de la ciudad por su singular ubicación ya que se encuentra  en la zona denominada “Bajada del Barco Mudéjar”, en el Casco Histórico. Además, contiene un gran número de patios que son de especial interés durante la festividad del Corpus Christi.

El Ayuntamiento y los vecinos han trabajado para la rehabilitación de esta zona de tal manera que los mismos han colaborado tanto en el mantenimiento de la calle así  como en el alumbrado. Además, han adquirido el compromiso de mantener abiertos los accesos a los patios para que puedan ser disfrutados por todos los ciudadanos a la vez que el Consorcio ha dispuesto en los mismos de unas cancelas especiales para dotar a las viviendas de seguridad.

Emiliano García-Page agradeció la labor  del Consorcio y del Arquitecto de la obra “porque han sabido captar la sensibilidad de los vecinos y coordinarse con los mismos”.Además mostró esta rehabilitación realizada por el Consorcio como uno de los ejemplos de la renovación paulatina del canto rodado por el adoquín en el Casco Histórico. En este sentido, considero la necesidad de “hacer espacios públicos accesibles pero que, a su vez, ofrezcan imagen de renovación”.

En este orden de cosas, adelantó que en próximas semanas se rehabilitará la calle Carretas en lo que también es un buen ejemplo de colaboración entre ciudadanos y administración, así como  de renovación del pavimento. 

Detalles de la obra 

La intervención para recuperar este espacio urbano ha permitido  el tratamiento de las fachadas, según el Plan de Color contemplado en el Plan Especial del Casco Histórico a la vez que se han limpiado y restaurado los tejados de los vecinos de la zona, actuando en más de 865 metros cuadrados.

Por otro lado, se han eliminado más de 20 antenas que han sido unificadas por cada comunidad de vecinos y se ha ejecutado la ‘zanja única’ para eliminar el cableado de la calle.

El pavimento también ha sido renovado y se ha actuado, además, en la iluminación manteniendo las actuales farolas pero reforzando la luminosidad del callejón con luces de led que, por otro lado, han permitido destacar elementos significativos de las fachadas que conforman el vial.

El presupuesto de la intervención es de 464.415 euros, el arquitecto responsable de la misma, Jesús Corroto,  y la empresa adjudicataria “Condinsa Rehabilitación”.  

 

 

 

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO