El Consejo del Pacto por el Tajo fija posturas en torno a la modificación de las reglas del trasvase y apoya la cesión de Azumel a la UCLM - Ayuntamiento de Toledo

El Centro Cultural San Marcos ha acogido este martes el Consejo del Pacto de la Ciudad de Toledo por el Tajo que ha apoyado, entre otros asuntos la cesión por parte del Ayuntamiento del edificio 46 de la Fábrica de Armas a la Universidad de Castilla-La Mancha y ha fijado posturas en cuanto a la modificación de las reglas del Trasvase Tajo-Segura propuestas por el Gobierno Central que implicarán la reducción del volumen de agua desembalsada.

En este sentido y a preguntas de los medios, la concejal de Obras y Servicios Medioambientales, Noelia de la Cruz, ha explicado que la modificación del Real Decreto 773/2014, del 12 de septiembre, pone el foco en reducir el agua que se desembalsa a través del acueducto, lo que permitirá tener una mayor cantidad de agua en los embalses de cabecera, para, “a partir de ahí, ir poco a poco reduciendo esas derivaciones”.

A este respecto, la también portavoz del Gobierno ha señalado que lo ideal sería compatibilizar “esa buena noticia” con la incorporación de los caudales ecológicos que recogen las sentencias del Tribunal Supremo con el objetivo de tener mayor cantidad de agua embalsada en la cabecera y tener también la posibilidad de incorporar un régimen de caudales ecológicos en toda la cuenca.

Además de hacer el seguimiento de la modificación de este Real Decreto, en el Consejo de hoy se ha hecho lo mismo con el proceso que está en marcha en torno al Ciclo de la Planificación Hidrológica 2021-2027 de la cuenca del Tajo, para el que el Ayuntamiento, a través del Consejo y la ponencia técnica, elaboró dos documentos con alegaciones al Esquema Principal de Temas Importantes.

“Uno muy técnico con los temas que el Consistorio toledano entendía que debían ser incluidos y estudiados en la planificación actual del ciclo y otro de posicionamiento como ciudad, dirigido principalmente a poner el foco en el propio trasvase y en la incorporación de los caudales ecológicos que dicen las sentencias con el objetivo de generar una sensibilidad y tendencia a propiciar usos sostenibles del agua para todos los municipios ribereños de todas las cuencas españolas gestionadas por el Ministerio de Transición Ecológica con las confederaciones”, ha manifestado la responsable municipal.

En este momento, tal y como ha apuntado Noelia de la Cruz, el Esquema Principal de Temas Importantes ha pasado a ser el “Esquema de Temas Importantes” ya que esos temas están elegidos y van a servir de base a la redacción del Plan que va a ver la luz como anteproyecto que está siendo elaborando la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Luego, se abrirá un proceso de participación para que la ciudadanía pueda intervenir en la última fase de redacción del ciclo de planificación en donde el Ayuntamiento, a través del Consejo y su ponencia, participará presentando sus propuestas.

Central hidroeléctrica de Azumel

Entre los puntos del orden del día también la cesión por parte del Ayuntamiento a la Universidad de Castilla-La Mancha, a petición del vicerrectorado, del edificio 46 de la Fábrica de Armas, lo que era la central hidroeléctrica de Azumel, para su rehabilitación y posterior uso y así generar energía renovable con la que la universidad se autoabastecería. También se destinaría un espacio a laboratorio para seguir avanzando en líneas de investigación de generación de energías verdes y limpias, compatibles con la protección del medio ambiente, los ODS y la Agenda 2030, ha indicado Noelia de la Cruz.

En el marco del Consejo del Pacto de la Ciudad de Toledo por el Tajo, se ha dado a conocer, asimismo, un juego interactivo creado por la Concejalía de Servicios Sociales bajo el nombre ‘Marco Topo’, para acercar a los escolares y familias de la ciudad el río Tajo recorriendo la senda ecológica desde Safont hasta los baños de Tenerías. Una nueva aplicación para móviles que pone en valor esta zona tan importante de la ciudad con el fin de inculcar su cuidado y respeto a los más pequeños.

Por último, y con motivo de la declaración de la prohibición del baño en el río Tajo a su paso por Toledo que cumplirá en 2022, 50 años, el Consejo ha decidido elaborar un programa de actividades en torno a esa conmemoración con el objetivo de concienciar, sensibilizar y reivindicar la necesidad de la mejora del río en cuanto a estado, caudales y riberas, para que los toledanos vuelvan a vivir y disfrutar del Tajo.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO