El Ayuntamiento se adelanta a la nueva valoración catastral y anula los IBI sobre los terrenos urbanizables sin desarrollo - Ayuntamiento de Toledo

Una vez publicada la Reforma de la Ley del Catastro el pasado 25 de junio, y con el objeto de beneficiar a los interesados, los Servicios Tributarios del Ayuntamiento van a proceder a la anulación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de 2015 aplicable a los terrenos urbanizables sin proyecto de actuación urbanística.

El concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido, ha explicado hoy en rueda de prensa que el nuevo texto normativo que fue publicado el pasado mes de junio recoge que el suelo catalogado como urbanizable sin edificar ni proyecto para su desarrollo no debe considerarse como tal, sino como suelo rústico (al que se aplicará un componente de localización).

Sabrido ha recordado que la nueva normativa aprobada por el Parlamento asume la sentencia del Supremo que establece que los terrenos urbanizables sin proyecto de desarrollo debían ser considerados como rústicos a efectos tributarios. Para que sean así considerados, debe iniciarse el proceso de valoración por parte del Catastro, pero desde el Ayuntamiento “hemos preferido adelantarnos y lo vamos a hacer efectivo desde este momento con efecto desde 1 de enero de 2015”.

Devoluciones “de oficio”

Esto supone que se devolverán los recibos emitidos a los propietarios que lo hayan abonado en el periodo de pago voluntario “y lo haremos de oficio, sin necesidad de que lo reclamen”. Posteriormente, “vamos emitir nuevos recibos una vez que se dé una valoración como terreno rústico” por parte del Catastro.

El Gobierno local, en aplicación de la nueva normativa estatal, beneficia de esta manera a los propietarios de suelos urbanizables; además, a aquellos que hayan abonado el impuesto en el periodo voluntario, les será devuelto de oficio por parte de los Servicios Tributarios.

Preguntado por la cuantía que supondrá esta medida, el concejal de Hacienda ha señalado que el Ayuntamiento está haciendo una valoración al respecto, delimitando cuáles son en concreto los terrenos afectados, aunque estima que será en torno a los 500.000 euros que se dejarán de ingresar en las arcas municipales. En este punto ha indicado que la cantidad no es mayor porque ya en 2014 se produjo una minoración en el valor catastral de estos terrenos urbanizables, que tuvieron una rebaja del 90 por ciento.

Por otra parte, y también con respecto al IBI, ha informado de la aprobación de una nueva regularización de las fincas urbanas de 1.500 municipios, entre ellos Toledo. Esto supone que, desde septiembre, por parte del Catastro se procederá a hacer una nueva valoración de determinadas fincas que pueden variar por cambio de usos, la instalación de nuevas construcciones o cualquier otro tipo de incidencia.

Preguntado por las críticas del principal partido de la oposición, Sabrido ha señalado que el Gobierno adaptará los impuestos con arreglo al IPC, y que “no está en nuestro ánimo ni mucho menos subir el IBI”. El concejal ha explicado que el Ayuntamiento “cumplirá con la regla de gasto” marcada por el Estado y será responsable para garantizar unos servicios públicos municipales de calidad.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO