El alcalde aboga por crear “un gran pacto” para desarrollar el Plan de Accesibilidad presentado esta mañana por el gobierno municipal - Ayuntamiento de Toledo

El Plan de Accesibilidad tiene como objetivo hacer accesible el entorno de los ciudadanos de una manera gradual, con el fin de que todas las personas lo puedan utilizar de manera libre y autónoma. Este documento evalúa  las barreras existentes en cada espacio con el fin de definir las actuaciones necesarias para adaptarlo, así como para valorar las zonas prioritarias y proponer un proyecto para eliminarlas. Para ello, se ha elaborado un mapa de la ciudad en las que aparecen los lugares donde existen barreras.

Las zonas sensibles de ser evaluadas por el Plan de Accesibilidad son los espacios de uso público como plazas, calles y parques; los edificios públicos; los elementos asociados al transporte público como paradas, estaciones, etc y los sistemas de comunicación  públicos, enfatizando en los aspectos relacionados con los recursos técnicos de atención al ciudadano y a las webs  municipales.

El Plan de Accesibilidad contempla tanto el análisis del Casco Histórico con sus especiales características, como el resto de los barrios del municipio y aporta, a su vez, una visión global de Toledo en materia de accesibilidad para iniciar las medidas pertinentes que permitan lograr un Toledo sin barreras. Además,
sirve como herramienta de planificación a los servicios técnicos municipales encargados de desarrollar proyectos o conceder licencias para los diferentes ámbitos urbanos, marcando directrices y sirviendo de referencia de trabajo para las futuras actuaciones y proyectos municipales.

Además, este documento incluye una “cómoda y amable” herramienta conocida como GISEMAC que permite que cualquier ciudadano pueda trazar un itinerario y conocer, de antemano, los obstáculos con los que se encontrará con el fin de ofrecer otras rutas alternativas. Para los ciudadanos que deseen conocer más información sobre este documento o participar del mismo, pueden  hacerlo a través de la web www.toledoaccesible.es

El alcalde consideró que este es un documento “muy importante” porque refleja el modelo de ciudad que el gobierno municipal quiere para el futuro y que ayuda a perfeccionar y se complementa, por tanto, con el Plan de Ordenación Municipal y el Plan Especial de Infraestructuras para completar  lo que vino a denominar la “estrategia Toledo”.

El alcalde agradeció al IMSERSO y a  la ONCE que, gracias al convenio rubricado en el año 2008, se haya hecho este “chequeo” a la ciudad  que consideró de una “importante valía política” porque “no crean que no hay que ser osado para que le digan a un alcalde todo lo que ha hecho mal, pero es un documento muy necesario”

García-Page, calificó este documento de “serio y riguroso” y también como el “faro que nos alumbrará el recorrido porque es importante saber en qué fallamos y cómo combatir el problema”.

El alcalde manifestó que el concepto de “ciudadanía, tener la condición de habitante de la ciudad” es lo que iguala a todos los seres humanos  y por ello consideró fundamental este documento que, según dijo, responde al compromiso de hacer accesible “lo que ya tenemos, más que innovar en otras cosas”. En este sentido, aseguró que la decisión de poner en marcha este documento va incluso asociada al hecho de que siempre tenga una dotación presupuestaria.

Emiliano García-Page indicó que el Plan de Accesibilidad se ha realizado teniendo en cuenta el carácter global de la ciudad y el de cada zona y señaló que refleja “la ciudad ideal” a la vez que apuntó que  no va en detrimento de los ciudadanos que no tienen discapacidad  porque “ofrece calidad de vida a todos”.

También subrayó la complejidad de la elaboración y el desarrollo de este documento porque “Toledo es muy difícil” por el carácter defensivo con el que se construyó y por su vertebración actual. En este sentido, aludió a los 13 puentes que incluye el Plan de Ordenación Municipal para unir los barrios porque “la accesibilidad empieza por las grandes infraestructuras para luego ir a las calles” y al remonte mecánico de Safont que incluye, incluso, un ascensor.

Tras realizar esta serie de consideraciones sobre la importancia del Plan de Accesibilidad, el alcalde dijo que “es nuestro GPS, por lo que no se quedará en un cajón” y anunció su intención de formalizar un “gran pacto” para el desarrollo del documento.

Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Ana Saavedra, consideró  la participación social “el eje central del proceso de elaboración del plan” y agradeció la labor del Consejo de Accesibilidad porque “viene siendo el protagonista en el impulso, concreción, control, asesoramiento y validación del plan”.

“Somos conscientes de que el plan no es, en ningún caso, la finalidad en sí mismo, sino una hoja de ruta, un horizonte sobre el que plantear compromisos realistas de su aplicación”, añadió.

Por otro lado, el Director de Accesibilidad de la Fundación ONCE, Jesús Fernández, consideró el documento “estratégico y clave” para mejorar la accesibilidad en la ciudad  así como una herramienta “dinámica que podría evolucionar con el tiempo”. Jesús Fernández agradeció al gobierno municipal su labor y subrayó la utilidad de contar con esta “hoja de ruta”.

Por su parte, la Directora General del IMSERSO, Purificación Causapie, consideró que este documento es un “reto importante y difícil” y valoró el hecho de que el Ayuntamiento “haya apostado y garantizado el derecho a todas las personas”.

 

 

 

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO