Nueva instrucción de recogida de basuras para comerciantes y residentes del Casco Histórico - Ayuntamiento de Toledo

Nueva instrucción de recogida de basuras para comerciantes y residentes del Casco Histórico


El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, presentaron hoy el nuevo cambio en el sistema de recogida de residuos en la zona histórica de la ciudad que, a través de diversas medidas y un importante despliegue informativo de las mismas, persigue cambiar los actuales hábitos y eliminar la imagen negativa del Casco Histórico con bolsas de basura y residuos en la calle a cualquier hora del día.

La principal novedad de esta nueva instrucción en materia de limpieza, que ha sido objeto de la redacción del primer bando municipal del actual alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, reside en el establecimiento de dos rutas para la recogida de los residuos generados por los comercios, una a las 11:00 horas y otra a las 17:00 horas.

En ambos itinerarios, los empleados del servicio de recogida de basuras retirarán del interior de comercios, establecimientos e instituciones los residuos y el cartonaje que generen deberá ser entregado debidamente doblado.

Además de estas dos rutas de recogida sólo para comerciantes, hosteleros e instituciones, se realizará el servicio habitual de recogida de basuras tanto para estos como para los residentes, quienes deberán dejar sus bolsas de basura en la puerta de sus domicilios o de sus locales, según el caso, entre las 21:00 y las 23:00 horas., quedando prohibido sacarlas fuera de se horario.

Estas instrucciones se refieren tanto a los residuos orgánicos como a los residuos objeto de reciclaje cuyas bolsas por parte de los residentes deberán ser depositadas también en el mismo horario y en las mismas fechas que actualmente se hace como son los lunes y jueves para envases de plástico, bricks y latas; los martes y viernes, el papel y cartón; y los miércoles y sábados el vidrio.

Para la recogida de residuos que supongan una recogida especial como muebles, electrodomésticos y otro tipo de enseres se seguirán retirando de los domicilios haciendo una llamada al teléfono gratuito de información 900 101 777, en el que se indica la manera de proceder para su retirada y donde además se pueden solicitar bolsas de reciclaje.

La Policía Local vigilará de manera especial el cumplimiento de estas normas informando inicialmente tanto a los residentes como a los comerciantes de los horarios e instrucciones del servicio, aunque, una vez puesto en marcha el nuevo sistema a partir del 10 de abril, podrán sancionar con multas de hasta 300 euros en función de la gravedad de la falta cometida en cada caso.

Una potente campaña informativa

Para que los residentes como los comerciantes del Casco Histórico de Toledo conozcan perfectamente las nuevas instrucciones, el concejal de Gestión de los Servicios explicó que desde mañana se iniciará una amplia campaña de difusión de la misma en los medios tradicionales de prensa, televisión y radio, carteles en comercios y establecimientos.

No obstante, se repartirán además más de 10.000 folletos informativos específicos para residentes y comerciantes, imanes de nevera para recordar los horarios de la recogida y se desarrollará una información puerta a puerta por los domicilios y establecimientos del Casco para explicar los cambios.

Asimismo, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha redactado su primer bando como regidor de la ciudad el cual se expondrá a partir de mañana por todo el Casco Histórico y en  el que informa a todos sus habitantes de estas nuevas medidas y las sanciones previstas, al tiempo que pide la colaboración ciudadana para “dar una nueva lección de civismo y sobre todo de compromiso con una Ciudad Patrimonio de la Humanidad” mejorando el estado de limpieza de sus calles, plazas y rincones.

El alcalde pide “corresponsabilidad”

Durante la presentación de las nuevas instrucciones de limpieza en el Casco Histórico, García-Page destacó que el Consistorio toledano ha decidido realizar un importante esfuerzo para mejorar la limpieza de la zona histórica  de la capital regional, pero para ello, añadió, es necesaria la colaboración de los ciudadanos y por ello “queremos ir por las buenas, en positivos, partiendo del supuesto básico de la conciencia ciudadana, la transparencia informativa y la corresponsabilidad de todos”.

“La ciudad más limpia es la que no se ensucia”, aseveró el regidor municipal quien dijo que esta premisa es bajo la cual se han desarrollado durante los últimos meses “infinidad de reuniones” con los sectores comercial y hostelero del Casco Histórico, en buena parte, por que es este el que más residuos genera por su actividad.

García-Page agradeció el “entendimiento conjunto” que han demostrado tanto la Asociación de Hosteleros como la Federación Empresarial Toledana (FEDETO) para poder llevar a cabo las nuevas medidas y evitar así la presencia de basuras en las calles del Casco Histórico a cualquier hora del día.

El alcalde señaló que es un “objetivo común” de todos, tanto de administraciones como vecinos y el sector empresarial el tener una ciudad limpia y por ello es fundamental que todo el mundo se conciencie y se mentalice de los nuevos cambios en los hábitos de sacar la basura que se va a producir de ahora en adelante.

“Confío mucho como alcalde en la respuesta de los toledanos y especialmente del comercio” aseguró y agregó que espera que las normas se entiendan y se cumplan para que “a la vuelta de unos meses veamos el giro que se ha dado en el Casco Histórico”.

Por último, el alcalde dijo que no se resignará en absoluto en conseguir que el Casco Histórico esté limpio y que no descarta otras futuras medidas para tal fin, aunque “confío mucho más  en la propia responsabilidad de los toledanos que en la autoridad disciplinaria”.