Milagros Tolón se reúne con el arquitecto Ezquiaga para avanzar en un POM que apostará por la revitalización y la cohesión social - Ayuntamiento de Toledo

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha mantenido este viernes en el Ayuntamiento una reunión de trabajo con el profesor y arquitecto José María Ezquiaga para conocer los avances del informe ‘El análisis de la situación de la ciudad de Toledo y las bases para la formulación del Plan de Ordenación Municipal’. Un documento que está redactando el estudio del citado profesional en gestión urbanística, planeamiento y paisajismo a instancias del Ejecutivo municipal.

En este encuentro también ha participado el concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, que ha compartido en rueda de prensa con los medios de comunicación los avances en este ámbito de la política municipal, para poner de manifiesto y destacar la valía profesional tanto de José María Ezquiaga, como de Joan Busquets, ambos encargados de los estudios previos al nuevo POM y al plan especial de La Vega Baja y su entorno, y su relación con el Casco Histórico.

“Toledo siempre ha procurado tener a los mejores, a los mejores arquitectos, a los mejores ingenieros, a los mejores técnicos, para que aporten al diseño de la ciudad”, ha apuntado José Pablo Sabrido, para subrayar que en este sentido se ha apostado para la redacción de estos análisis previos por Ezquiaga y Busquets.

“Creemos que a su valía profesional suman su independencia, pues son profesionales que actúan con criterios reconocidos y con absoluta independencia”, ha dicho el edil de Urbanismo, para incidir en que es importante que la planificación de la ciudad “la realicen los mejores profesionales, aquellos que no tengan intereses específicos en la ciudad más allá de lograr el mejor Toledo”.

Evitar la dispersión, apostar por la revitalización

José Pablo Sabrido también ha explicado que como ha puesto sobre la mesa el profesor Ezquiaga “Toledo tiene unas oportunidades tremendas por su ubicación y por su desarrollo actual, nos indica que debemos definir el área metropolitana de la ciudad en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La mancha”, ha señalado, para añadir que el nuevo POM “irá encaminado a una ciudad que evite la dispersión y apueste por la revitalización, pretendemos con ello un uso racional del suelo para conservarlo y protegerlo dentro de una política de gestión medioambiental sostenible”.

Asimismo, el responsable municipal de Urbanismo ha comentado que el informe apostará por la movilidad y por la cohesión social, por una ciudad que fomente la economía urbana y garantice el acceso a la vivienda, además de creer en la innovación digital y en una ciudad “en la que la buena gobernanza sea una seña de identidad como lo viene siendo con el equipo de Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón”.

Un POM abierto a la participación y al diálogo

En cuanto a los plazos para que el estudio de Ezquiaga presente su informe, el concejal de Urbanismo ha asegurado que la previsión es contar con el documento antes del verano, una hoja de ruta que concluirá con un diagnóstico y una propuesta tras la participación de los agentes sociales de la capital regional y de la ciudadanía.

“El documento se dará a conocer en las distintas mesas a los sectores sociales, incluso antes de tener el diagnóstico los agentes sociales tendrán conocimiento y podrán opinar sobre el mismo”, ha explicado José Pabo Sabrido, además de comentar que el objetivo es que cuando en base a este diagnóstico “aprobemos las bases del POM, los ciudadanos hayan podido opinar sobre el mismo”.

Por último, el edil de Urbanismo ha recalcado que el fin del Gobierno local es diseñar la mejor ciudad para los próximos años “evitando la dispersión o la disfunción que quizá otro tipo de desarrollo haya podido producir en la ciudad de Toledo”, y ha aseverado que el trabajo iniciado meses atrás “va dando los frutos del cronograma que nos habíamos propuesto: ir desarrollando los principios en los que queremos que se mueva el futuro de la ciudad”.


DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO