Los toledanos inician 2015 con una rebaja de la presión fiscal y un descenso generalizado de las tasas y precios municipales - Ayuntamiento de Toledo

Con la llegada del año nuevo han entrado en vigor las Ordenanzas Reguladoras de las Tasas y los Precios Públicos Municipales que recogen una rebaja de la presión fiscal, un descenso generalizado de los impuestos y una sustancial disminución del Impuesto de Bienes Inmuebles, entre otras medidas adoptadas por el equipo de Gobierno que dirige el alcalde, Emiliano García-Page.

El Gobierno local ha mantenido en la recta final de la legislatura el mismo compromiso para garantizar los servicios municipales y los empleos que dependen del Ayuntamiento sin que eso suponga una merma en la calidad de las intervenciones y las actuaciones ni aumentar carga impositiva en las familias toledanas.

Fruto de esta labor, el mes pasado se aprobaron las Ordenanzas Fiscales para 2015, un documento que no obtuvo votos en contra y que traslada a los ciudadanos una rebaja de la presión fiscal, un descenso general de las tasas y otras medidas como la disminución del IBI o la congelación de las tarifas del transporte público de viajeros, fruto del acuerdo del equipo de Gobierno con la concesionaria para prorrogar el contrato durante dos años.

Baja el IBI

Mientras otras administraciones aprueban subidas de impuestos, el Ayuntamiento aplica para el presente ejercicio una rebaja general del 0,5% de las tasas y precios públicos, descenso acorde con el Índice de Precios al Consumo (IPC) del mes de agosto. Fuera de esta norma, hay una rebaja mayor en el IBI, pasando el tipo de gravamen del 0,46 al 0,45, lo que reducirá el recibo final que se gire a los ciudadanos.

También es mayor el descenso en la tasa de gestión de residuos sólidos urbanos, que recoge una bajada de entre 1 y 6 euros para los usos residenciales y de 5 euros para los solares; además, se consolidan las bonificaciones para el uso comercial que en el texto de la anterior ordenanza se establecían como transitorias.

Por lo que respecta al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), se modifica para bonificar a aquellas empresas que aumenten la contratación de personal; y la tasa de Bomberos se aplicará sólo para aquellos casos que exista negligencia o falta de mantenimiento de los bienes.

El Gobierno local considera que el rigor que ha presidido la gestión de las cuentas municipales en este tiempo, a pesar de las dificultades económicas y de los recortes de otras administraciones, ha permitido que Toledo tenga solvencia económica, que finalice con una liquidación positiva y que las familias toledanas afronten este 2015 con una menor carga fiscal.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO