La remodelación de la Subida de la Granja ganará espacio para los peatones y mantendrá el número de aparcamientos - Ayuntamiento de Toledo

La Granja presenta en la actualidad un deterioro evidente que afecta a la iluminación, el pavimento y las aceras laterales, donde hay espacios vacíos y huecos sin ningún tipo de tratamiento ni mantenimiento.

Por eso, la intervención que se plantea consiste en una reconversión de la calle para aprovechar las magníficas vistas que presenta. El gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, ha explicado que, con el objetivo de potenciar este mirador, se van a desplazar los aparcamientos a la parte interna de la calle, dejando el otro margen libre para el peatón.

Las zonas de penumbra y sombra actuales se van a corregir con una iluminación mediante balizas de poca altura para enmarcar el paseo peatonal. Aparte de la restitución del pavimento, se van a mantener aproximadamente el mismo número de plazas de aparcamiento, aunque estas se trasladarán a la zona interior de la calle y en batería. Esto permitirá no sólo potenciar la función de paseo-mirador que se pretende, sino también mejorar las vistas de la ciudad desde fuera de las murallas. La intervención se rematará con el arreglo de un lienzo de la muralla que se encuentra semiderruido.

Está previsto que las obras comiencen dentro de un mes y medio, siendo el plazo de ejecución de ocho meses, aunque se espera que la empresa adjudicataria reduzca este tiempo. El presupuesto asciende a 800.000 euros y, en principio, no está previsto que se produzcan cortes en el tráfico rodado mientras se realizan las obras.

Tráfico, paisaje y pavimento son los tres ejes principales sobre los que gira el proyecto que va a ejecutar el Consorcio, según ha explicado el alcalde, quien ha defendido la progresiva sustitución en el Casco Histórico del canto rodado por un firme de granito más noble y resistente, como el que se va instalar en La Granja.

Emiliano García-Page ha asegurado que la próxima legislatura se aplicará de manera general en el barrio antiguo el modelo de pavimento utilizado en el entorno del Alcázar, un criterio que ya se va a emplear en el entorno de San Pedro Mártir y San Román. El alcalde considera que la utilización del granito es una solución “más cómoda, resistente y elegante” y ha adelantado que las obras de La Granja se completarán con el arreglo de los accesos a las Escaleras Mecánicas de Recaredo.

Tras la visita a la Subida de La Granja, el alcalde ha presidido la reunión de la Comisión Ejecutiva del Consorcio, en la que se ha estudiado el proyecto para la creación en la calle reyes Católicos de una plaza pública en el espacio hoy ocupado por un solar tapiado y la renovación integral de San Pedro Mártir y su entorno.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO