La nueva Tarjeta Naranja del Transporte Urbano recibe el apoyo unánime de todos los grupos políticos en el Ayuntamiento - Ayuntamiento de Toledo

El concejal de Movilidad, Rafael Perezagua, ha destacado la unanimidad de los grupos políticos para la aprobación de una nueva Tarjeta Naranja, un servicio dirigido a los pensionistas de la ciudad y que mantiene la gratuidad para aquellas personas que menos perciben.

Con esta modificación del Reglamento del Servicio de Autobuses Urbanos de Toledo, aprobada con el visto bueno de los grupos PSOE, PP e IU, las personas mayores con pensiones por jubilación de 763 euros o menos podrán seguir usando de manera gratuita el autobús.

Para los jubilados que cobren entre 763 y 1.263 euros el precio del viaje será de 33 céntimos, mientras que los usuarios con pensiones superiores a 1.263 euros podrán utilizar la tarjeta monedero (59 céntimos por viaje).

También se han establecido las cuantías mínimas para ser beneficiario de esta bonificación en el transporte para las diferentes clases de pensiones como jubilados menores de 65 años, viudedad, incapacidad, orfandad etc.

Servicio sostenible

De esta manera, “permitimos que el transporte público sea más sostenible y que todos contribuyamos”, también los pensionistas, con un precio “mínimo y asequible, pero que es imprescindible para el mantenimiento de un servicio que es muy caro para la ciudad y que cada año le cuesta al Ayuntamiento en concepto de subvención a la concesionaria más 5 millones de euros”. 

La nueva Tarjeta Naranja, que tendrá que pasar por Pleno para su aprobación definitiva, se empezará a expedir a los usuarios después del verano, con un sistema más exhaustivo para garantizar un buen empleo de la misma.

 

 

 

 

 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO