La EMV prevé cerrar 2012 con un balance positivo, a pesar de tener que resolver los problemas que dejó el PP - Ayuntamiento de Toledo

La Empresa Municipal de la Vivienda va a finalizar el año con un balance positivo de 36.316 euros, según ha explicado su vicepresidente y concejal de Urbanismo y Vivienda, Javier Nicolás, quien ha indicado que estas cifras se deben a la buena gestión realizada en estos doce meses y que viene recogida en el precierre del año 2012.

El concejal ha destacado que, además del balance previo de este año, se han aprobado los presupuestos de 2013, en el que se prevé un balance positivo de más de 240.000 euros. En el próximo ejercicio, la EMV tiene previsto abordar nuevos desarrollos, como la promoción de 66 viviendas junto a la estación de tren y otras 60 en la calle Navidad.

Nicolás, que ha comparecido ante los medios tras el Consejo de Administración acompañado del gerente de la EMV, Javier Ruedas, ha señalado que esta empresa municipal “es viable y muy necesaria para el Ayuntamiento” a pesar de la grave situación en la que la dejaron los responsables del Partido Popular cuando la dirigieron en la legislatura 2003-2007.

Lastre del PP

Este “lastre” que acarrea el organismo se concentra en promociones mal gestionadas por parte del PP, como es el caso de la Legua donde, una vez entregadas las casas, la EMV ha invertido 1,7 millones de euros para corregir los desperfectos de las edificaciones.

A esto hay que añadir los 254.000 euros que han impuesto los Tribunales en concepto de indemnizaciones a 20 propietarios que reclamaron por la vía judicial y el proceso que todavía no se ha resuelto por la urbanización de las calles, en el que los demandantes reclaman 400.000 euros. Por otro lado, la EMV debe asumir los costes por los intereses de las parcelas permutadas en la Vega Baja, un proceso que también arranca de la época del Partido Popular.

Desde el Gobierno local se lamenta que la actitud de las instituciones gobernadas actualmente por el PP tampoco ayuda a la EMV, pues la Junta debe todavía 600.000 euros en concepto de subvención para vpo de alquiler  y  no ha pagado las certificaciones de la Casa de la Juventud, mientras que la Diputación mantiene bloqueado el convenio de las viviendas para jóvenes en Esteban Illán.

Útil y rentable

El gerente de la EMV ha manifestado que, a pesar de todas estas circunstancias y de la crisis económica que azota especialmente al sector de la construcción, “estamos haciendo importantes esfuerzos para conseguir que la EMV sea útil y rentable para la ciudad”, cumpliendo el compromiso fijado al comenzar la legislatura.

Javier Ruedas ha afirmado que el próximo año será difícil para la entidad “porque tenemos que resolver los problemas creados en 2005 por el PP, pero lo hacemos sin victimismo y con la intención de sacar adelante los proyectos por el bien de los toledanos”. En este proceso ha pedido al principal grupo de la oposición en el Ayuntamiento “altura de miras” y que se implique con la propuesta de planteamientos que garanticen la viabilidad de la EMV.

Por otra parte, Javier Ruedas ha recordado que el sueldo tanto del gerente general como del gerente de infraestructuras se ha reducido un 40 por ciento con respecto a las legislaturas del PP y que con la indemnización que se abonó al anterior responsable nombrado por el Partido Popular se podría pagar cinco veces el sueldo del gerente de Infraestructuras. Además, ha indicado que, a instancias del presidente, los responsables directivos de la EMV ampliarán su dedicación para conseguir los objetivos de la empresa.

Por último, ha agradecido a los trabajadores y a los sindicatos su colaboración con la gerencia de la EMV durante el expediente temporal de regulación de empleo y se ha mostrado confiado en que la empresa “remonte el vuelo” a partir de 2014.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO