El consejo local de la mujer apuesta por una educación y cultura más inclusivas para que la sociedad inmovilice al maltratador - Ayuntamiento de Toledo

Numerosos representantes de asociaciones, partidos políticos, entidades ciudadanas y vecinos de la ciudad han participado este martes en el paseo de la Vega en la concentración mensual en contra de la violencia machista convocada por el Consejo Local de la Mujer, desde donde se ha hecho un llamamiento para trabajar hacia una educación, cultura y lenguaje más inclusivos que logren movilizar a la sociedad para inmovilizar al maltratador y al asesino.

En esta ocasión, los encargados de leer el manifiesto han sido el portavoz y la concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Esteban Paños e Isabel Martín de Eugenio, que han destacado la importancia de denunciar para proteger a la víctima, como recuerdan profesionales y abogados, que debe ir acompañada del apoyo, la fuerza y la contundencia de toda la sociedad para que no se sientan “desprotegidas”.

También han exigido más información para la ciudadanía con el fin de ayudar a las mujeres que sufren esta lacra, “porque cuando tenemos a alguien conocida que es víctima física o psicológica, los familiares, los amigos, su entorno, nos podemos sentir inseguros frente a consejos, ayuda o protección”, con el objetivo de dar respuesta a “qué hacer para que ella no corra más peligro del que ya corre”.

En su lectura de este martes, los representantes de Ciudadanos han recordado diferentes casos de mujeres que han fallecido a causa de la violencia machista en la provincia, como, Dolores, la mujer que fue presuntamente atropellada por su ex novio en Santa Cruz de Retamar, o Cristina, que vivía en Mora cuando fue asesinada a cuchilladas por su marido.

Hay que despertar

Por ellas, por las vidas que ya no están, ha apuntado Paños, hay que despertar, “abrir los ojos para mirar a las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia, para establecer una nueva fórmula de mirar los valores en la educación, en la cultura e incluso en nuestra forma de hacer ciudad, y para mirar a la cara del maltratador, advertirle e inmovilizarlo, sin olvidar que es nuestra principal audiencia”.

El manifiesto ha concluido pidiendo la libertad de las mujeres a la protección de sus vidas y exigiendo a la sociedad que luche para destruir el sistema patriarcal del que son ejecutores “los asesinos, violadores y maltratadores” para los que “no debe haber clemencia”.

Por último y como es habitual, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de las mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y se han depositado cuatro velas en la escultura-monumento a la mujer de La Vega, junto al Templete, en memoria de las cuatro mujeres víctimas de violencia machista de las últimas semanas.

concentracion-vega-03-600x400

concentracion-vega-03-600×400


DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO