El Pleno aprueba por unanimidad instar a la Junta a que el centro de salud del Casco se traslade al edificio del Banco de España - Ayuntamiento de Toledo

La propuesta, firmada por la concejal de Bienestar Sociales, Ana Saavedra, recuerda que ya en el mes de diciembre de 2010 los grupos municipales aprobaron una proposición, acompañada de 4.478 firmas de ciudadanos, para que desde el Ayuntamiento se realizasen las gestiones necesarias con la administraciones regional y nacional para la ubicación del Centro de Salud del Casco Histórico en la sede del Banco de España.

En aquella Proposición aprobada por unanimidad se decía que este proyecto “supondría un salto cualitativo y cuantitativo en la sanidad toledana, que permitiría ampliar los servicios y coberturas que se prestan actualmente. Entre los más necesarios se encuentran los servicios de ginecología, matrona y fisioterapia. De esta forma, los equipamientos y dotaciones se incrementarían y se podrían cubrir las demandas en cuanto a rehabilitación, radiología y box de urgencias”.

Tras 14 meses sin que se haya producido ninguna actuación en este planteamiento, todos los grupos han respaldado la propuesta de “instar a la Consejería de Sanidad y Bienestar Social la realización de las gestiones necesarias para que el Centro de Salud del Casco Histórico se adecue a las necesidades de todos los toledanos, con el edificio que ocupa el Banco de España en la Plaza Nueva”.

Comparecencia

En la sesión de hoy ha intervenido, a petición del Grupo Municipal Popular, la concejal de Hacienda, Patrimonio y Régimen Interior, Paloma Heredero, quien ha respondido a las preguntas del principal partido de la oposición sobre la situación presupuestaria del Ayuntamiento.

La concejal ha explicado que el equipo de Gobierno ya tiene un documento de trabajo sobre los Presupuestos Municipales, si bien estas cuentas están condicionadas por los Presupuestos Autonómicos y Estatales. Estos últimos, entre otras cuestiones, inciden en el Ayuntamiento en lo que respecta a la aportación a los Consorcios, la participación del municipio en los tributos del Estado o la financiación del déficit del transporte.

En cuanto a la incidencia de los Presupuestos de la Junta de Comunidades, su contenido incluye la aportación al Consorcio de la Ciudad de Toledo y la financiación de programas sociales (Ayuda a Domicilio, animadores socioculturales, Plan Local de Integración Social), la mayoría de los cuales se han suprimido o reducido.

El equipo de Gobierno considera que los Servicios Sociales “se merecen el mayor esfuerzo posible para paliar los recortes sufridos, pero para ello es necesario saber qué va a destinar el que ostenta la competencia”, ha señalado la concejal de Hacienda. A esto hay que sumar el pago de la deuda, que asciende a 11,7 millones de euros.

Todo ello “son causas más que suficientes para no tener más remedio que esperar a los presupuestos del resto de las administraciones”, ha dicho Heredero, quien ha adelantado que el proyecto de Presupuestos Municipales tiene como prioridad el mantenimiento de los servicios, la contención del gasto y que los ingresos no supongan una merma en la renta de los más desfavorecidos.

Respecto al Plan de Saneamiento ha manifestado que los elementos para llevarlo a cabo pasa por la racionalización del gasto objetivo del Ayuntamiento, pero también por decisiones que debe adoptar la Junta de Comunidades como el desbloqueo de los planes urbanísticos que permitirían la generación de riqueza por la implantación de empresas como El Corte Inglés o Coca Cola y el pago de la deuda que tiene la Administración regional con el Consistorio.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO