El Gobierno municipal se niega a instalar una “semicárcel” en el Polígono y a que el Banco de España no sea un Centro de Salud - Ayuntamiento de Toledo

El Gobierno municipal se niega a instalar una “semicárcel” en el Polígono y a que el Banco de España no sea un Centro de Salud


El portavoz municipal, Rafael Perezagua, quien ha ofrecido una rueda de prensa junto al alcalde y a la concejal de Hacienda para informar sobre las Ordenanzas Fiscales,  ha afirmado que el Consorcio de Toledo vuelve a ser “víctima” de los recortes del Gobierno de España “porque Rajoy no calibra” la importancia de esta institución  para una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

El concejal ha insistido en que “no se dan cuenta de que esta herramienta es fundamental para la revitalización y la rehabilitación del Casco Histórico a la vez que ha subrayado la consecuencias que tendrá  “a  medio plazo” para las familias y las empresas toledanas.

Partida del Ministerio de Cultura

En otro orden de cosas, Perezagua también se ha mostrado insatisfecho con las “pequeñas” partidas patrimoniales que destinará el Gobierno de España para los inmuebles de los que es titular, entre ellos las murallas del Casco Histórico. 

Así, ha afirmado que apenas se destina presupuesto para la actividad de los museos aportándose 200.000 euros para el Museo Sefardí, la misma cantidad para el Taller del Moro y 250.000 euros para el Museo de Santa Fé.

El Banco de España no será un Centro de Salud

Otro asunto porque se ha mostrado muy preocupado el portavoz municipal, Rafael Perezagua, ha sido el reflejo de una partida de 1.300.000 euros para la rehabilitación del Banco de España para albergar oficinas.

El concejal ha recordado la existencia de un acuerdo plenario por unanimidad que refleja que  en el momento en que ese edificio se rehabilitara, albergaría el Centro de Salud del Casco Histórico.

Por ello, se ha mostrado contrario a que este lugar se convierta en un edificio de uso administrativo lo que ha calificado como “un fraude para los toledanos”.

En este sentido, ha recordado que el Partido Popular del Ayuntamiento de Toledo llevó a cabo una recogida de firmas porque consideraba “indispensable” la ubicación ahí del centro de salud”; “algo que, según alegaron,  “recogía el sentir de los ciudadanos”.

En este orden de cosas, el alcalde ha añadido que urgirá al PP “a que cumplan la palabra que dieron a los electores”.

Construcción de una “semi cárcel” en Toledo

En relación con el Centro de Inserción Social que el Gobierno de España pretende construir en Toledo y para el que se refleja una partida de 15.000 euros, el Gobierno local se muestra totalmente contrario a su ubicación “porque nada aporta al barrio”.

En este sentido, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha asegurado que este proyecto ya le fue planteado a la ciudad por otros Gobiernos nacionales que recibieron también  la negativa municipal a  su construcción.

“Ese centro no se va a hacer”, ha enfatizado el alcalde, quien ha afirmado que “igual que se lo dije a Zapatero se lo digo a Cospedal”.

El alcalde ha argumentado que el Ayuntamiento de Toledo cuenta con herramientas administrativas de tipo urbanístico para que este equipamiento penitenciario no se instale en la ciudad.