El Gobierno Municipal contrata un exhaustivo servicio para frenar la población de palomas y su reproducción - Ayuntamiento de Toledo

El Gobierno Municipal contrata un exhaustivo servicio para frenar la población de palomas y su reproducción


Rafael Perezagua ha informado de que, según los datos aportados por la empresa, en el Casco Histórico habría actualmente una población de aproximadamente 2.000 palomas y que, tras las campañas de control realizadas por el Gobierno municipal, en el año 2012 se capturaron 2.600 aves.

El contrato ha sido adjudicado a la empresa por 20.000 euros con la finalidad de que efectúe una acción continuada y mantenida en el tiempo que se adapte a los ciclos biológicos de los animales puesto que, de no hacerse así, las campañas de choque de forma aislada y sin mantenimiento en el tiempo pierden parte de su eficacia.

Métodos aplicados

Los métodos aplicados por esta empresa serán la captura con jaulas, la captura masiva mediante cañones con redes, servicios específicos de cetrería, palomares anticonceptivos, y ahuyentadores con herramientas físicas, químicas o sonoras.

En relación con la captura de las aves, se aplicará la técnica a todo el término municipal de Toledo en los siguientes puntos: Ayuntamiento, San Marcos, Palacio Arzobispal, calles Comercio y Hombre de Palo, plaza de la Magdalena y su entorno, plaza del Colegio Infantes, Juan de Mariana, calles y plaza de San Román, San Cipriano, Iglesia de San Miguel el Alto, calle Real, plaza de Santa Isabel, travesía de Santa Isabel y calle Cristo de la Parra, cobertizos de Santo Domingo y plaza de Santa Clara, zona de Santiago del Arrabal, plaza de la Concepción, antigua Escuela de Enfermeras, barrio de Buenavista, Marques de Mendigorría y Plaza de Toros.

Esta relación de lugares no está cerrada dado que, según ha explicado el concejal, se han registrado migraciones de palomas del Casco Histórico a otros barrios por medidas  de ámbito público y privado que se han llevado a cabo.

En cuanto a las capturas masivas de cañones con redes, se aplicará esta técnica en puntos de alimentación o permanencia masiva de palomas mientras que los servicios de cetrería consisten en la utilización de aves rapaces para la realización de vuelos selectivos de caza sobre núcleos estables o potenciales de tener presencia de palomas.

Los palomares anticonceptivos tendrán una capacidad mínima para 50 parejas con su retirada de puestas de manera periódica para frenar la proliferación de más palomas. Estos lugares contarán con sus desinfecciones periódicas así como con sus respectivos controles sanitarios.

Este contrato también establece la realización de campañas de sensibilización, educación e información públicas.