El Gobierno local logra un principio de acuerdo para prorrogar el contrato de autobuses manteniendo la calidad del servicio - Ayuntamiento de Toledo

El Gobierno local logra un principio de acuerdo para prorrogar el contrato de autobuses manteniendo la calidad del servicio


El portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua, ha informado hoy del inicio de las negociaciones con la actual concesionaria del servicio de autobuses urbanos para prorrogar el contrato dos años más, un proceso en el que ya existe “un principio de acuerdo” que supondrá la rebaja de la subvención municipal, la congelación de las tarifas y la renovación de la flota de vehículos.

Perezagua ha informado en rueda de prensa de los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno Local, entre los que ha señalado la suspensión del proceso iniciado, ante la finalización del actual contrato, para la gestión del servicio público de transporte colectivo urbano de viajeros de la ciudad de Toledo.

Asimismo, se propone dar cumplimiento a la publicidad previa de dicho procedimiento de licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea, tal y como se establece en el Reglamento 1370/2007 del Parlamento Europeo –precepto que ha propiciado el desistimiento del proceso- y adoptar las medidas necesarias para prorrogar el contrato de dicho servicio público.

Ahorro para el Ayuntamiento

En este proceso, el también concejal de Movilidad ha anunciado un principio de acuerdo con la actual concesionaria (Unauto) que parte con un ahorro para las arcas municipales de 700.000 euros, la congelación de las tarifas el próximo año y la renovación de la flota de autobuses, con 11 nuevos vehículos a gas (menos contaminantes) en dos años.

Rafael Perezagua ha explicado que la prórroga del contrato permitirá reducir en más del 11 por ciento la subvención que el Ayuntamiento de Toledo aporta al servicio a autobuses, mientras que el beneficio empresarial se disminuye un 75 por ciento.

El portavoz del Gobierno local ha reiterado que el proceso del nuevo concurso se ha llevado a cabo sin ningún reparo por parte de los técnicos y que se tomó la decisión de desistir para garantizar la seguridad jurídica de la nueva concesión y a pesar de que ningún contrato de los rubricados en España desde la entrada en vigor del citado reglamento europeo ha tenido en cuenta la premisa que obliga a la publicación del proceso un año antes de su inicio.

En este sentido, Rafael Perezagua, quien ha asegurado que ninguna ciudad de Castilla-La Mancha ha apostado por el transporte público como Toledo, con 7 millones de viajeros al año, ha recalcado que Toledo “va a ser la vacuna para el resto de ciudades”, ya que ningún municipio antes había aplicado la normativa de la UE y podrían tenerlo en cuenta a partir de ahora.

El Gobierno local sostiene que el modelo de contrato que propone para el transporte público de la ciudad, y que introduce el concepto de riesgo y ventura para el adjudicatario, reduciendo el beneficio empresarial, “se ha visto como una amenaza” por parte del sector, a lo que se ha sumado el PP para aprovecharse políticamente de la situación.

Por último, Perezagua ha desvelado que en el recurso interpuesto por el Grupo Municipal Popular a la licitación “en ningún momento hacen referencia al Reglamento del Parlamento Europeo” que ha sido el que finalmente ha provocado la paralización del procedimiento.

Audio Rafael Perezagua: