El Gobierno local lamenta que la Junta abandone a los toledanos más desfavorecidos al no renovar el Plan de Integración Social - Ayuntamiento de Toledo

Acompañada del portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua, Ana Saavedra ha asegurado que la falta de apoyo de la Administración autonómica no perjudica al Ayuntamiento “sino a los toledanos que se encuentran en riesgo de exclusión social, que cada vez son más” toda vez que el “colchón” de las rentas familiares comienza a desaparecer.

La concejal ha explicado que, a día de hoy, no se ha firmado el convenio del PLIS de 2012, a pesar de las diferentes reuniones y contactos mantenidos en los que los responsables de la Junta han mostrado una buena predisposición “que ha terminado en nada”.

Aparte de dar este año por perdido, “no tenemos conocimiento de que se vaya  a firmar el del año que viene”, un incumplimiento “que también deben denunciar las  entidades que los últimos cinco años han trabajado con personas en riesgo de exclusión social y que ahora deben afrontan una situación desesperada”.

Buenas palabras

Ana Saavedra ha manifestado que a lo largo del presente año la Junta ha tenido buenas palabras y ha manifestado su intención de sacar adelante el PLIS, pero finalmente no se ha materializado; por eso, “si no tenemos antes de fin de año el convenio firmado para 2013 no nos vamos a fiar de sus buenas palabras porque en un año no han querido o no han sido capaces de sacar adelante el de este ejercicio”.

El equipo de Gobierno considera que la situación “es insostenible” y supone un grave perjuicio para personas “que tienen cara y tienen nombre y apellido”, pero también para el empleo y para el futuro de las entidades que gestionan y llevan a cabo los diferentes programas de ayuda.

El Plan Local de Integración Social se puso en marcha en Toledo en 2007 por un periodo de cuatro años gracias a la colaboración del Ayuntamiento con la Junta de Comunidades, que aportaba el 90 por ciento del presupuesto. Al desentenderse la Administración regional, el programa se queda sin su principal sustento, como ha advertido Rafael Perezagua, quien ha asegurado que el Consistorio “no va a asumir lo que otras administraciones no hacen y que no es responsabilidad municipal”.

El PLIS es un plan multidisciplinar que tiene como objetivo ofrecer una ayuda integral a las personas excluidas o en riesgo de exclusión social y que abarca medidas relacionadas con el empleo, la formación, la educación, menores, vivienda etc.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO