El Gobierno local garantiza la continuidad y los derechos de la plantilla en el nuevo contrato de limpieza de los edificios públicos - Ayuntamiento de Toledo

El portavoz del Gobierno local, José Pablo Sabrido, ha asegurado este jueves que los derechos de los trabajadores y trabajadoras del servicio de limpieza y mantenimiento y edificios públicos municipales “están totalmente garantizados” en el nuevo contrato, y ha resaltado la labor realizada por la concejal de Servicios Públicos, Eva Jiménez, para incorporar en el nuevo pliego las demandas de los empleados y su disposición a resolver con este colectivo cualquier duda o inquietud.

Preguntado por las críticas del Comité de Empresa de Limasa, actual concesionaria del servicio, ante el proceso iniciado por el Ayuntamiento al cumplirse próximamente el tiempo establecido para la concesión, Sabrido ha remarcado que los derechos de los empleados quedan garantizados tanto en el pliego, con la subrogación de la plantilla, derechos de antigüedad etc., como por la legislación laborar superior y el convenio colectivo correspondiente.

El portavoz municipal ha destacado el trabajo realizado por la concejal de Servicios Públicos, quien ha mantenido un contacto continuo con los trabajadores y las trabajadoras, así como con sus representantes, para enriquecer el pliego de condiciones e incorporar sus demandas. En la misma línea, ha remarcado la disposición de Eva Jiménez y de todo el equipo de Gobierno para atender las inquietudes de la plantilla ante el proceso que ha iniciado el Consistorio.

Oferta más ventajosa

El Gobierno local quiere dejar claro que el pliego de condiciones establece una serie de criterios de valoración que garantizan que la nueva concesionaria sea la más idónea para una correcta prestación del servicio y que éste se dé en las mejores condiciones posibles para la ciudad. En este sentido, la elaboración del pliego tiene en cuenta diversas cuestiones técnicas económicas para primar la oferta globalmente más ventajosa.

El Ayuntamiento comprende la inquietud que estos procesos pueden ocasionar a las plantillas afectadas y, en concreto en este caso, a los trabajadores y trabajadoras de Limasa que en la actualidad están ligados a la actual concesionaria. Por eso, el Gobierno local quiere transmitir al conjunto de los empleados de la actual concesionaria que su continuidad está garantizada toda vez que la legislación actual y el convenio sectorial obliga a la subrogación del personal y al respeto del conjunto de condiciones laborales.

En cualquier caso, el equipo de Gobierno estará vigilante para que, tanto la empresa saliente como la futura concesionaria se ajusten al cumplimiento estricto de sus obligaciones legales en el terreno laboral, aunque el portavoz se ha mostrado convencido de que el nuevo contrato se va a desarrollar sin ningún problema y con todas las garantías.


DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO