El Gobierno local advierte de que si la Junta no salda su deuda, los toledanos deberán pagar 2,6 millones en intereses - Ayuntamiento de Toledo

El Portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua ha recordado que la deuda de la Junta “debe de saldarse antes del día 25 de abril”, fecha fijada por el Ministerio para el reconocimiento de la deuda, “para que los toledanos no tengan que pagar el acosamiento que recibe el Ayuntamiento por intereses partidarios”.

Ha explicado que el Ayuntamiento “está asumiendo en solitario el gasto de las obligaciones que tiene la Junta con la ciudad de Toledo”, mientras que otros municipios, como Ciudad Real, han disminuido su deuda comercial “porque la Junta esta realizando una política sectaria de pagos que intenta asfixiar al Ayuntamiento de Toledo”.

Perezagua ha destacado que la ciudad sigue avanzando con el esfuerzo “a pesar del abandono de la Junta” y ha recordado la paralización del hospital, de los centros de salud de Azucaica y Santa Bárbara, el bloqueo de la ampliación de suelo industrial donde Coca-Cola quiere ubicarse y del plan urbanístico para la instalación del Corte Inglés en Santa Teresa, aparte del recorte en las obras del Remonte de Safont.

El portavoz lamenta que los concejales del principal grupo de la oposición “no hayan pedido, ni una sola vez, a su jefa y sus jefes que paguen al Ayuntamiento los más de 11 millones de euros que debe en conceptos como IBI, Impuestos de Vehículos, Ayuda a Domicilio, Escuelas Taller, Talleres de Formación, Planes de Empleo, Guarderías Infantiles, Convenio del Polígono, Palacio de Congresos, etc”.

Ante esta situación, Perezagua ha asegurado que con una sola rueda de prensa pidiendo el pago de la deuda de la Junta la portavoz del Grupo Municipal Popular “justificaría su sueldo como concejal en la oposición”. También ha recordado que la deuda reconocida durante los últimos gobiernos del Partido Popular en la ciudad rondaba los 26 millones de euros, siendo años “de bonanza económica” y en los que no se computaba deuda de la EMV, en la que se incluyen 12 millones de euros del Palacio de Congresos.

El equipo de Gobierno quiere dejar claro que la deuda comercial del Ayuntamiento es solo con los grandes proveedores, ya que las pymes han cobrado todas las facturas, y que la gestión municipal se desarrolla “con paredes de cristal” en el Consistorio. En cuanto a la deuda financiera, Toledo se sitúa entre las diez capitales de provincia menos endeudadas de España.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO