El Día Mundial de los Derechos del Consumidor incidirá en las tácticas fraudulentas empleadas en la contratación de luz y gas - Ayuntamiento de Toledo

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha editado un nuevo díptico informativo que distribuirá en los centros de mayores de la ciudad con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor que se conmemora cada 15 de marzo. Este material, que ha presentado este lunes la concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, irá acompañado de talleres y charlas durante la semana para concienciar a la tercera edad de las tácticas fraudulentas que se emplean para que el consumidor contrate luz y gas utilizando el engaño económico.

Como ha señalado Noelia de la Cruz, que ha dado a conocer los detalles de la campaña junto a la técnico de la OMIC, Ana Isabel de la Fuente, el díptico toma la temática de los fraudes en la contratación de los suministros básicos como son la luz y el gas dadas las consultas y reclamaciones que gestiona este servicio municipal relacionadas con posibles contrataciones fraudulentas. “Entendemos que es necesario prevenir y detallar cómo se producen a fin de que los consumidores de nuestra ciudad puedan extremar precauciones”, ha indicado la concejala.

Esta campaña se va a dirigir, como ha explicado Noelia de la Cruz, a uno de los sectores más vulnerables en este tipo de fraudes, como son las personas mayores. Para ello se han programado charlas y talleres que comenzará el día 14, miércoles, en el Centro de Mayores de Santa Bárbara; el jueves 15 en el del Polígono, y el viernes 16 en el de San Antón. “Lo que pretendemos es facilitar los consejos necesarios para que sean capaces de detectar fraudes y sepan cómo actuar”, ha dicho.

En cuanto al contenido de estos talleres y del material que se ha editado desde la OMIC, al que se podrá acceder desde la propia página web del Ayuntamiento (www. toledo.es/servicios-municipales/omic/), la responsable de la OMIC ha indicado que todo comienza con los supuestos comerciales que llaman a la puerta del consumidor o realizan una llamada telefónica señalando que ayudarán a reducir el importe de la factura de la luz o del gas. “Cuando entran en nuestro domicilio utilizan sus dotes comerciales hasta conseguir que les enseñemos una factura argumentando que había un error y lo que logran así son todos nuestros datos para cambiarnos de compañía o de tarifa”, ha comentado Ana Isabel de la Fuente.

Los consejos que ofrece la OMIC en este díptico informativo para ahorrar o cambiar de tarifa de la luz o del gas es consultar la página web oficial de cada compañía, contactar directamente con atención al cliente o bien, visitar un establecimiento físico de cada compañía.

Asimismo, recuerdan que jamás se debe enseñar una factura a desconocidos, ya que como han incidido pueden copiar los datos y utilizarlos en contrataciones fraudulentas, para añadir que nunca se deben aceptar ofertas sin tener antes todos los detalles y comparar precios.

Consultas y reclamaciones realizadas por la OMIC

De otro lado, Noelia de la Cruz ha compartido con los medios datos sobre la gestión y los trámites que realiza la OMIC, ubicada en el mismo Ayuntamiento, y que en lo que va de año ha recibido ya más de 700 consultas y reclamaciones, en concreto 705.

Así, la oficina registró en el año 2016 un total de 3.979 consultas, mientras que en 2017 el número descendió a 3.745 trámites. Gracias a la mediación de la OMIC, según ha indicado la concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, las toledanas y los toledanos recuperaron en 2016 más de 114.000 euros; y el año pasado más de 75.000, mientras que en lo que va de año los consumidores de la ciudad que han reclamado han recuperado a través de la mediación 1.635 euros.

En relación al sector que más reclamaciones genera, la responsable de la OMIC ha comentado que la telefonía móvil ocupa el primer lugar con 171 expedientes tramitados en el año 2017, seguidos por los 37 expedientes de contrataciones fraudulentas de suministro de gas, y 24 de electricidad.

Ana Isabel de la Fuente ha recordado a los consumidores y a las consumidoras de la ciudad que una vez firmado un contrato de suministro cuentan con 14 días para desistir del mismo, incluso con 12 meses si la empresa no informó correctamente al interesado del servicio, condiciones o de su derecho al desistimiento.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO