El Consorcio rehabilita un edifico deviviendas habitadas en pleno corazón del Casco Histórico - Ayuntamiento de Toledo

El edificio  tiene una superficie de 1.000 metros cuadrados construidos sobre un solar de 409 metros cuadrados. El inmueble rehabilitado se trata de una casa de vecinos con patio típico toledano que consta de once viviendas y un local. De estas once viviendas, tan solo hay habitadas siete mientras que el local es propiedad de Consorcio de Toledo. El presupuesto del mismo ha ascendido a 667.000 euros.

Las obras han consistido en la reparación de todos los desperfectos estructurales del inmueble, asegurando el soporte y la coherencia de las obras posteriores. Una vez subsanados estos problemas se han rehabilitado todos los elementos comunes del edificio, siendo reseñables la fachada y el patio. Dentro de estos trabajos en las zonas comunes se han incorporado las nuevas infraestructuras e instalaciones, asegurando la completa renovación y puesta al día del inmueble en lo relativo a  saneamiento, agua, instalación eléctrica, telecomunicaciones y seguridad.  Asimismo la comunidad de propietarios ha financiado la reforma de la escalera, aspecto que permitirá la colocación de un ascensor en un futuro.

Las obras han sido realizadas por el Consorcio de Toledo con la constructora “Conservación del Patrimonio Artístico S.L” siendo los arquitectos de la misma Benjamín Juan Santágueda y Jesús Gómez-Escalonilla.  El control arqueológico lo ha llevado a cabo Santiago Rodríguez.

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, se mostró muy orgulloso por la rehabilitación de este edificio porque “de no haber intervenido en el mismo, se habría venido abajo dada su situación lamentable”.

Esta  rehabilitación es, según el alcalde, un buen ejemplo de recuperación y renovación de viviendas en el Casco Histórico  que no solo contribuye a mantener los edificios sino que evita  el despoblamiento de esta zona de la ciudad.

“Cualquier estrategia a realizar en el Casco Histórico pasa por su habitabilidad”, añadió, a la vez que lamentó la decisión de que la  Delegación de Sanidad se traslade al barrio del Polígono. “Es importante que en el Casco Histórico mantengamos la población, el comercio, la vida y el trabajo, porque lo uno lleva a lo toro”, concluyó.
 

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO