El Consejo Local de la Mujer solicita protocolos de actuación y ayuda para los niños y niñas víctimas de la violencia de género - Ayuntamiento de Toledo

El paseo de la Vega ha acogido, como todos los primeros martes de cada mes, la concentración en contra de la violencia machista convocada por el Consejo Local de la Mujer, que ha hecho un llamamiento a las Administraciones Públicas para que los hijos e hijas de madres maltratadas o asesinadas a manos de sus parejas o exparejas “sean una prioridad”, con el fin de exigir que se “ejerzan los protocolos de actuación, ayuda y atención necesarios para todos los huérfanos víctimas de violencia de género, para evitar nuevos huérfanos y nuevos niños asesinados”.

Este encuentro ha contado con la participación de numerosos representantes de la Corporación municipal, asociaciones, partidos políticos, entidades ciudadanas y vecinos de la ciudad y, como viene siendo habitual, en él se ha leído un manifiesto que este mes de noviembre ha preparado la Asociación de Mujeres ‘María de Padilla’ y que ha estado centrado en los niños y niñas víctimas de la violencia de género.

“Son víctimas inocentes en la sombra y que igual que sus madres sufren el abuso de poder y la brutalidad de un padre violento, y por ende, la exposición continua a una situación altamente traumática y desestabilizadora”, han explicado, para decir que “sin embargo, la atención e intervención sobre las consecuencias que se derivan para ellos es todavía bastante escasa”.

Situación escalofriante

Una situación, que para estos menores, conlleva toda una serie de repercusiones negativas tanto para su bienestar físico y psicológico como para su posterior desarrollo emocional y social. También han recordado las circunstancias “escalofriantes” que viven los niños y niñas huérfanos víctimas de esta violencia, 362 en nuestro país desde 2013, que “siendo testigos de atroces asesinatos, no perciben ayudas específicas y de los que apenas se sabe nada”.

Tampoco se han querido olvidar de “algo aún más sangrante”, los niños y niñas asesinados por su padre en un entorno de violencia de género, 39 desde 2013, han especificado, “una terrible cifra”, cuyas muertes “siguen sin ser considerados víctimas de violencia de género”.

Por todo esto, el Consejo Local de la Mujer ha solicitado este martes a los poderes públicos que escuchen a estos niños y niñas que viven la violencia en sus hogares cuando solicitan de la justicia no ir con el padre, y a las madres que denuncian amenazas contra ellas y sus hijos y viven sumidas en el terror.

Asimismo, han pedido que se impongan medidas cautelares de protección, privación de la patria potestad, suspensión del régimen de visitas cuando los hijos e hijas hayan estado expuestos a violencia y que se agilicen la exigencia de pensiones.

Al mismo tiempo, han exigido que se cumplan las leyes locales, autonómicas y estatales que reconocen la prevención intervención y la protección contra la violencia de género para “conseguir que su vida sea un poco mejor y que el recuerdo de su infancia no esté traspasado por el acero del terror para siempre”.

Tras la lectura del manifiesto y de una poesía, ‘Negra Sonrisa’, escrita por Macarena Alonso, quien ha sido la encargada de poner voz al texto de hoy, se ha guardado un minuto de silencio y se han encendido seis velas por las seis mujeres víctimas de violencia de género asesinadas el pasado mes de octubre.


DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO