El Ayuntamiento reitera que no va a incumplir la ley para llegar a un acuerdo con los representantes sindicales de los bomberos - Ayuntamiento de Toledo

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha señalado este jueves que el Gobierno local no va a incumplir la ley para llegar a un acuerdo con los representantes sindicales de los bomberos y ha lamentado sus últimas acciones reivindicativas, que ha calificado de “negligentes e innecesarias para una reivindicación salarial”, que solo han servido para dañar la flota de vehículos del parque y para poner en peligro la seguridad ciudadana. Unas acciones que están siendo investigadas por la Policía Nacional y Local.

Pérez del Pino ha comparecido esta mañana junto a la viceportavoz del Gobierno municipal, Inés Sandoval, para valorar las últimas actuaciones llevadas a cabo por “algunos de los bomberos del parque toledano” y para dejar clara la postura del Ejecutivo municipal en torno a este asunto que “nunca se ha retractado del acuerdo firmado con los sindicatos, avalado en referéndum por el 75 por ciento de la plantilla, sino que fueron los delegados sindicales los que finalmente se levantaron de la mesa de negociación y se echaron atrás para boicotear lo pactado”.

“Desde el Gobierno siempre respetamos las reivindicaciones laborales de cualquier trabajador del Ayuntamiento, pero carecen de sentido aquellas que se desvirtúan y se llevan a cabo de forma irrespetuosa poniendo en riesgo a los ciudadanos”, ha dicho Sandoval, refiriéndose así al “lamentable episodio” que ocurrió el pasado viernes cuando los bomberos inundaron de espuma las avenidas de Madrid y Castilla-La Mancha.

Además de esto, Pérez del Pino, con fotografías en mano, ha denunciado que “algunos bomberos” hayan pintado los camiones del servicio de extinción de incendios para usarlos como medio reivindicativo. Una actitud que ha calificado de poco seria e ilegal y que está siendo investigada para conocer quién o quienes han sido los causantes.

Con esta maniobra, por un lado, están creando un “riesgo innecesario” ya que los camiones pueden no estar disponibles para un incendio mientras se estén limpiando, y por otro lado, están “dañando unas propiedades que pagan todos los toledanos con sus impuestos”.

De otro lado, Juan José Pérez del Pino se ha referido al salario mensual que cobran estos funcionarios, sin complementos extraordinarios. Un cabo de bomberos, ha explicado, cobra 2.875 euros brutos al mes y un bombero conductor, 2.522 euros, por trabajar 5,5 días mensuales, 69 días al año. También ha repasado los complementos específicos comparándolos con los de los trabajadores del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios dependiente de la Diputación.

“Un cabo de bomberos nuestro cobra 18.100 euros por el complemento específico, mientras que el que trabaja en el Consorcio 14.500 euros; y un bombero conductor del parque de Toledo percibe como complemento específico 15.800 euros, y el del Consorcio Provincial, 12.721 euros”, ha aclarado Pérez del Pino para decir que “están bien tratados” equiparándolos con las retribuciones percibidas en otros servicios similares.

Esfuerzo inversor del Gobierno

Tanto Sandoval como Pérez del Pino han indicado que el Gobierno de Milagros Tolón está haciendo un gran esfuerzo para mejorar el día a día de los bomberos y sus condiciones laborales desde que se inició la Legislatura. “Hemos hecho la mayor inversión en décadas en el parque de bomberos”, han apuntado, se ha renovado la flota de vehículos, se han adquirido nuevos equipamientos de seguridad para los efectivos y se han sacado 11 plazas de consolidación de empleo público para este servicio.

“Estas eran las principales reivindicaciones de los bomberos cuando llegamos al Gobierno en 2015 y se han cumplido”, ha manifestado el concejal de Seguridad Ciudadana, y también se ha actuado con respecto a otras de sus reclamaciones, el ascenso a la categoría C1, que supondría un incremento de 1.600 euros en su salario anual. Una petición que está recogida en el acuerdo firmado con los sindicatos, en el que se especifica que se llevará a cabo en cuanto “la ley lo permita y en los términos que la misma fije”.

Esta modificación depende de un cambio normativo, y hasta que la ley no lo permita, “solo podemos recoger esto en el acuerdo y así lo aceptaron los representantes sindicales al principio”. De hecho, este cambio de categoría tiene actualmente los informes negativos de la Intervención y la Secretaría General del Ayuntamiento.

Sobre la compra de vehículos con los fondos UNESPA, Juan José Pérez del Pino, ha explicado que este convenio no dice que este dinero solo se destine a comprar camiones, sino que es para mejorar el servicio de extinción de incendios “y en eso estamos”, modernización las instalaciones y comprando nuevos materiales. Y en cuanto a disminuir a 35 horas su jornada laboral, ha explicado que ya anunció el portavoz del Gobierno que se estudiaría esa alternativa de forma global para todos los trabajadores del Ayuntamiento y que hay fijada una reunión el 16 de octubre para tratar este asunto.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO