El aparcamiento disuasorio de Azarquiel estará finalizado antes de Semana Santa para acoger a los visitantes a la ciudad - Ayuntamiento de Toledo

Ana Saavedra ha explicado que los trabajos se encuentran muy avanzados y que el objetivo es que esta infraestructura esté en uso antes de las jornadas festivas de la Semana Santa. Además, la apertura de este espacio permitirá trasladar los coches que habitualmente aparcan en el Paseo de la Rosa e iniciar así la remodelación de la zona antigua del paseo, como se recoge en el proyecto.

La instalación del alumbrado, la plantación de los árboles y el pintado del asfalto son los trabajos que se van a abordar en los próximos días, ha adelantado la concejal -representante del equipo de Gobierno en la Junta de Distrito de Santa Bárbara-, quien ha destacado que se trata de una intervención estratégica para la ciudad que ofrecerá soluciones tanto a los vecinos como a los usuarios del AVE y a los miles de visitantes que recibe la ciudad y que podrán acceder al Casco por el puente de Alcántara.

Gabriel González ha puesto en valor que el Ayuntamiento vaya a poner en marcha un nuevo aparcamiento disuasorio que se incluye en la estrategia de movilidad del equipo de Gobierno para mejorar los accesos al Casco Histórico de cara también a la gran celebración que para Toledo supondrá la conmemoración del IV Centenario de El Greco.

González ha lamentado que, mientras el Gobierno local “se dedica a sacar proyectos adelante a pesar de las dificultades económicas que están padeciendo todos los ayuntamientos, otros se dediquen criticar simplemente para justificar su sueldo como concejales de la oposición”.

Alcorques

En estos momentos, la empresa encargada de las obras trabaja en la realización de medio centenar de alcorques ubicados en el interior del aparcamiento mientras que los 54 árboles del perímetro para rebajar del impacto visual ya han sido plantados. Además, se está procediendo a la instalación del alumbrado público.

La intención del gobierno municipal es que este aparcamiento de 550 plazas, que ofrecerá un importante servicio al barrio de Santa Bárbara, a los usuarios del AVE y al entorno de la Estación de Autobuses, esté finalizado antes de Semana Santa para que, junto al de Safont, se establezcan como lugares de aparcamiento alternativos para los visitantes con una capacidad entre ambos aparcamientos de 1.500 plazas.

En el ámbito de la accesibilidad, se han construido rampas de acceso para personas con movilidad reducida, situándose cerca las plazas de aparcamiento destinadas a las personas con discapacidad. Además, se ha habilitado un mirador en una de estas rampas con unas inmejorables vistas de la ciudad.

El Gobierno municipal considera necesario, además, que las obras del aparcamiento finalicen para que puedan albergar todos los vehículos que, en la actualidad, aparcan en el antiguo Paseo de la Rosa con la intención de que el mismo pueda ser remodelado, tal y como se establece  en la segunda fase de este proyecto.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO