El alcalde visita las obras de San Román y lamenta que el Gobierno de España rompiera el convenio para su rehabilitación - Ayuntamiento de Toledo

El alcalde visita las obras de San Román y lamenta que el Gobierno de España rompiera el convenio para su rehabilitación


Emiliano García-Page ha explicado que el Gobierno municipal y el Ministerio de Cultura habían alcanzado un acuerdo para que el Gobierno de España financiara estas obras pero que con la llegada del nuevo Ejecutivo nacional, “el convenio se quedó en papel mojado”.

García-Page ha lamentado la actitud del Ministerio de Cultura porque “se supone que esta obra es indispensable” al ser el convento de San Román uno “de los más significativos” de la ciudad.

Así, ha explicado que finalmente “hemos tenido que dar tres rodeos” para ejecutar la obra de rehabilitación de las calles de San Román, San Clemente y la travesía de San Clemente con el Consorcio de Toledo; una zona, ha recordado, con importantes problemas de humedad y “bastante desastrosa” con varios pavimentos y pivotes de diferentes modelos.

“Me hubiera gustado que se hiciera con el 1% Cultural que era lo firmado y lo comprometido ya que sólo faltaba la última aprobación”, ha subrayado el alcalde a la vez que ha recordado que el proyecto también suponía el arreglo de la calle que enlaza el convento con la iglesia de los Jesuitas “y que lo tuvimos que hacer porque también el PP se lo ha cargado”.

Datos de la intervención

La intervención urbana que llevará a cabo el Consorcio de Toledo tiene como objetivo eliminar la humedad que provoca la rotura de tuberías al encontrarse esta zona en la parte más alta del Casco Histórico y que perjudica seriamente al monasterio de San Clemente, a la iglesia de San Román, al edificio universitario de San Pedro Mártir y a las viviendas de la zona.

La actuación consistirá en colocar un pavimento adecuado que en caso de fugas permita la salida de la humedad y que el suelo respire. Actualmente las paredes de los edificios integrados en el perímetro de esas calles tienen humedades de hasta dos metros de altura.

El Consorcio de Toledo aprovechará también la intervención para cambiar estructuras así como enterrar el cableado que afea la zona.

Las obras han sido adjudicadas a la empresa RAGA que las ejecutará por importe de 260.000 euros tras haber realizado un 26% de baja en el presupuesto inicial de licitación de 360.000 euros.