El alcalde pide a Castilla-La Mancha que se pronuncie sobre el mal estado del Tajo y se posicione en su defensa - Ayuntamiento de Toledo

A preguntas de los medios durante la inauguración de la calle de San Román, en el Casco Histórico, García-Page ha explicado que todas las administraciones deben estar muy pendientes de cómo se explota el río “porque actualmente baja como una auténtica cloaca”.

García-Page ha asegurado que en este año “los que creemos en el Tajo y en un desarrollo sostenible nos vamos a jugar mucho” porque se tiene que elaborar el Plan Hidrológico de Cuenca para su aprobación en el año 2013. Por eso, es importante que decisiones como la reciente aprobación de reservas para un próximo trasvase “no pasen desapercibidas”.

Ese documento es de vital importancia porque determinará la cantidad agua mínima que debe pasar por el Tajo medio “que es el que está sufriendo”, ha dicho García-Page que, ante las críticas del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha respondido que es el ministro que permitió que más agua fuera trasvasada al Levante durante su anterior etapa como responsable gubernativo.

Condiciones meteorológicas

El acalde ha lamentado que el ministro “siga en esta derivada a pesar de las condiciones hídricas y meteorológicas que se anuncian” y ha rechazado las acusaciones vertidas contra el Ayuntamiento porque “a no ser que el Tajo haya salmones, nosotros vemos que los peces nos vienen muertos”.

En cualquier caso, García-Page ha recordado que la Diputación aprobó hace un año el proyecto para el arreglo del colector del Aserradero y que la Confederación Hidrográfica del Tajo se comprometió a realizar unos areneros en esa infraestructura, dos actuaciones que no se han llevado a cabo.

También ha rechazado que haya dirigentes políticos a los que les preocupa más atacar a la ciudad de Toledo simplemente porque su alcalde piensa de manera diferente que solucionar definitivamente los problemas del Tajo. No obstante, se ha mostrado partidario de buscar “entre todos” un arreglo para el río que signifique mucha más cantidad de agua de la que está pasando ahora porque si no “el río simplemente irá a peor”.

De no existir la voluntad de asumir la defensa del Tajo, el alcalde ha afirmado que el Ayuntamiento “pondrá un listón claro, una cifra clara a partir de la cual el río podría seguir siendo un río y dejaría de ser una miseria”.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO