El alcalde de Toledo, emplaza a la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha a oponerse a los nuevos recortes en los Servicios Sociales - Ayuntamiento de Toledo

El alcalde de Toledo, emplaza a la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha a oponerse a los nuevos recortes en los Servicios Sociales


 

El Ayuntamiento de Toledo ha recibido una carta de la directora general de Familia, Menores y Promoción Social de la Junta de Comunidades, Silvia Valmaña Ochaíta, en la que comunica que para el año próximo la aportación de la administración regional a la cofinanciación de los Servicios Sociales de Atención Primara  supondrá hasta un 40 por 100 del importe de los convenios que regulan ayudas a los Ayuntamientos.   Este porcentaje supone un considerable descenso respecto a lo  aportado en 2013.

En el  presente año 2013,  el convenio referenciado ascendía a la cantidad de 565.872 euros, cantidad de la que la Junta de Comunidades aportaba 305,993,18 euros (54 por 100); Ministerio de Asuntos Sociales,  71.254,82 euros (12,99 por 100); y Ayuntamiento, 188.624 euros (33,33 por 100).  En este año 2013 ya se dejaron de financiar dos auxiliares administrativos y la  coordinadora.

A tenor de lo comunicado por la directora general, la aportación de la Junta de Comunidades disminuiría, como mínimo, el 14 por 100. Asimismo se deduce que el Ministerio tampoco aportaría ninguna cantidad, por lo que para mantener el mismo nivel de prestaciones el Ayuntamiento debería que duplicar su financiación, pasando del 33,33 por 100 al 60 por 100. Este incremento ha sido evaluado en unos 160.000 euros.

Ante esta circunstancia, el alcalde de Toledo ha emplazado a la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha a manifestarse al respecto, ya que este recorte afecta a  un servicio esencial de los pueblos y ciudades de nuestra región, pues se trata del primer escalón de la asistencia social a los ciudadanos. Considera el presidente de la Corporación Municipal, que con esta decisión la Junta de Comunidades quiere cerrar la  “ventanilla” de acceso de los castellano manchegos a los Servicios Sociales.

Entre los años 2007 y 2011, las dotaciones económicas del convenio para la prestación del Plan Concertado en la ciudad de Toledo pasaron de 668.587 euros a 860.491, incrementándose su número de profesionales de veinte a veintiséis. Hito destacado en ese aumento fue el comienzo de la aplicación de la Ley de Dependencia en el año 2008.

Frente a estas cifras contrastan las registradas entre 2012 y 2013, que han disminuido de 647.563 euros a 565.872 euros. La reducción del año pasado dejó de financiar los tres animadores socioculturales de los Centros de Mayores y  los gastos de actividades y  mantenimiento de los mismos, así como la participación social con infancia y mejora de los Servicios Sociales. En este ejercicio, se dejaron de financiar los dos auxiliares administrativos y la coordinadora.  En lo que se refiere al personal, se ha pasado  de veintiséis profesionales en 2011 a los veinte actuales.

Desde el año 2007, el Ayuntamiento de Toledo ha mantenido, invariablemente, la aportación del 33,33 por 100.

A la vista de estos datos, el alcalde de Toledo ha defendido hoy la postura municipal de estudiar  la posibilidad de que el Ayuntamiento reduzca sus aportaciones a diferentes entidades de las que forma  parte, con la finalidad derivar fondos económicos para mantener las aportaciones a los Servicios Sociales y los puestos de trabajo necesarios para su prestación a los ciudadanos.

Asimismo, Emiliano García-Page ha mostrado su perplejidad ante la disparidad de criterios que se deducen de la carta recibida, toda vez que entre las modificaciones propuestas por el Gobierno Central en relación con la Administración Local apuntan a que los Servicios Sociales dejarán de ser competencia municipal para ser prestados por las comunidades autónomas y   ahora la Junta de Comunidades disminuye su aportación económica para ello, recayendo mayores gastos en  los ayuntamientos.