El alcalde comprueba junto a Barreda y la ministra de Cultura el estado de las obras de recuperación de la muralla histórica afectada por las fuertes lluvias - Ayuntamiento de Toledo

El derrumbe se produjo el pasado 6 de marzo tras las intensas lluvias registradas en la capital castellano-manchega que provocaron también serios daños en otros tramos de la muralla en el Paseo de Recaredo y motivaron una rápida actuación entre el Ministerio de Cultura, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo para coordinar las tareas de recuperación.

La actuación, que se está desarrollando desde hace aproximadamente un mes por una empresa especializada en técnicas de arquitectura monumental, consiste no sólo en la recuperación de los tramos desprendidos sino también en el refuerzo de la seguridad de la zona.

Concretamente las obras se están llevando a cabo a la altura del remonte mecánico del Paseo de Recaredo, donde se derrumbó un tramo importante de la murallas, y en un punto cercano al edificio del Nuncio, donde se apreciaron algunas grietas y pequeños desprendimientos.

DESCÁRGATE LA APP DEL AYUNTAMIENTO DE TOLEDO