Cuatrocientos cincuenta controles de alcoholemia realizados en “La Peraleda”. - Ayuntamiento de Toledo

Cuatrocientos cincuenta controles de alcoholemia realizados en “La Peraleda”.


 

Los agentes de la Policía Local mantuvieron especial atención a evitar el acceso al Recinto Ferial de vehículos dotados con equipos de música de gran potencia, grupos electrógenos o generadores, así como objetos contundentes. Se procedió a inmovilizar a más de cuarenta vehículos.

Las estimaciones de la Policía Local apuntan a la concentración de entre siete u ocho mil personas.

Por parte de los servicios sanitarios no se ha comunicado a Policía Local novedades destacadas, salvo alguna intoxicación etílica y la atención a un joven sangrando por el labio tras una agresión.

A partir de las doce de la noche la presencia de personas en el Recinto ha disminuido considerablemente. Sobre esa hora varios agentes de la Policía Local han sido insultados  cuando han intervenido para solicitar que se apagase la música de un equipo de música conectado a un generador, en torno al cual se concentraba un centenar de personas.

Al no hacerse responsable nadie de su funcionamiento, los agentes han intentando desconectarlo ellos mismos produciéndose un forcejeo con unas veinte personas, a la vez que sobre los policías se arrojaban vasos, hielo y botellas.  Momentos después se interceptó el vehículo que portaba el generador, señalando el conductor que había sido alquilado por un grupo de 45 personas y él sólo era el encargado de devolverlo. Manifestó que el generador había sido introducido en “La Peraleda” a primeras horas de la mañana

Los últimos asistentes a la fiesta se han retirado sobre las dos de la madrugada, quedando estacionados en el Recinto Ferial numerosos vehículos sin conductor.